icon

Renault apuesta por transformar el popular Megane en un e-Megane

La empresa francesa automotriz Renault se renueva. Ahora lanza el Megane eVision, que será el primer modelo de la nueva familia eléctrica de Renault. En 2021 convertirá al coche de producción en el que estrenará la nueva plataforma CMF-EV, específica para coches eléctricos de la alianza Renaut-Nissan-Mitsubishi. El nuevo CEO de Renault, Luca de Meo, lo presentó hoy 15/10.

La plataforma CMF-EV específica para modelos eléctricos tendrá como rasgos básicos la flexibilidad suficiente para servir de cimiento para diferentes segmentos, desde un modelo muy compacto como este Mégane eVision (mide 4,21 metros, como un Captur y unos 15 cms menos que el estándar del segmento compacto) hasta coches capaces de completar grandes distancias con una carga (recordemos que el Morphoz, con esta misma plataforma podía 'alargarse' hasta los 4,8 metros).

Las líneas y formas diamantadas están inspiradas en el logo clásico de Renault.

En su interior podrá acoger diferentes tamaños de baterías (que forman parte de la estructura del coche) y ofrecerá la posibilidad de montar varios motores eléctricos. Además, las proporciones serán distintas a las de los modelos térmicos ya que contará con una distancia entre ejes más larga (en este caso, 2,7 metros) de modo que en un vehículo tan compacto como el Megáne eVision los pasajeros puedan disponer de un espacio similar al de un Mégane naftero. La batería del Mégane eVision tendrá una capacidad de 60 kWh, lo le que capacitaría para "hacer un recorrido entre París y Lyon con una sola carga" a ritmos similares a los de un coche de combustión. Renault no ha querido desvelar su autonomía oficial, pero si tomamos como referencia ese trayecto, estaríamos hablando de 450 km por recarga.

"Una generación completamente nueva de vehículos eléctricos llenos de innovación está por venir", dijo De Meo en un comunicado, antes de la presentación del modelo.