icon

Lavarse las manos: un hábito que puede salvar millones de vidas más allá del coronavirus

Se conmemora hoy el Día Mundial del Lavado de Manos para resaltar la importancia de la higiene. Además de la pandemia, otras enfermedades infecciosas amenazan la salud principalmente de niños y niñas de sectores vulnerables.

El lavado de manos con agua y jabón es una de las maneras más efectivas y baratas de prevenir enfermedades diarreicas e infecciones respiratorias agudas que causan la muerte de 3,5 millones de niños y niñas cada año.

Uno de los métodos más efectivos de prevención de la COVID-19 que se mantuvo durante los casi 7 meses de pandemia, es el lavado de manos. Este acto simple, barato y cotidiano puede salvar millones vidas no sólo de este virus, sino de varias enfermedades que amenazan hace décadas. 

Este jueves 14 de octubre es "la primera vez en la historia en la que una campaña mundial pide a millones de personas que laven sus manos con agua y jabón", de acuerdo a UNICEF

Las enfermedades diarreicas y respiratorias agudas causan 3,5 millones de muertes de infantes en todo el mundo cada año. La Organización Panamericana de la Salud asegura que la higiene adecuada de manos reduce un 50% las diarreas infantiles y 25% las infecciones respiratorias.

Este problema de salud pública existe tanto en países vulnerables como en industrializados, aunque en naciones con altos índices de pobreza el acceso al agua potable y al jabón no son tan fáciles. Por ejemplo en Etiopía muchas personas utilizan cenizas o arena para su aseo personal, según denuncia UNICEF. 

El lavado de manos es indispensable principalmente: 

# Antes de comer, amamantar o cocinar.

# Después de ir al baño, cambiar pañales, sonarse la nariz, estornudar , toser, visitar a un enfermo, volver a casa.

# Al estar en contacto con residuos o con animales.


Método correcto

Enseñarle a los más pequeños la mejor forma de lavarse las manos es más fácil con el Método de las 5 AR:

1) Mojar las manos con agua y enjabonarse.
2) Frotar las manos con jabón hasta que haga espuma.
3) Refregar por 20 segundos mínimo (cantar dos veces la canción de Feliz cumpleaños). 
4) Enjuagar bien.
5) Secar con una toalla limpia o al aire.

Por último, también se recomienda usar agua fría y cerrar el grifo o canilla luego del primer paso para colaborar con el medioambiente