icon

Francia y los Países Bajos buscan una nueva autoridad que regule a los gigantes tecnológicos en la UE

Dos importantes países de la Unión Europea pidieron que una autoridad específica comience a regulas a las grandes empresas de tecnología. Se trata de Francia y los Países Bajos que están requiriendo a la UE una autoridad para que las empresas como Google y Facebook sean reguladas debido a el dominio de internet que poseen.

Dos países de la Unión Europea están pidiendo al organismo una nueva autoridad que regule a los gigantes tecnológicos, principalmente a Google y a Facebook debido a su gran poder dentro de la internet.

"La medida aumenta la presión sobre la comisionada Margrethe Vestager, quien está preparando una nueva Ley de Servicios Digitales, para establecer reglas estrictas para el intercambio de datos y garantizar que los mercados sean justos y abiertos" publicó Reuters en un informe.

La propuesta de Francia y de los Países Bajos eclipsa la reunión de ministros de la UE donde discutieron la inteligencia artificial y la computación en la nube. En una declaración conjunta el vice ministro francés Cédric O y su homólogo holandés Mona Keijzer dijeron que la autoridad que piden debería poder evitar que las plataformas de las empresas tecnológicas bloqueen el acceso a sus servicios a menos que tengan una justificación objetiva

La propuesta franco-holandesa, que pide una acción preventiva para evitar el acaparamiento de poder por parte de las grandes tecnologías, eclipsó una reunión de ministros de la UE que discutieron la inteligencia artificial y la computación en la nube.

Estas plataformas pueden obstaculizar la entrada de nuevas empresas y limitar la libertad de elección de los consumidores y empresarios”, dijo Keijzer, secretario de estado holandés de asuntos económicos y política climática.

Nuestra ambición común es diseñar un marco ... para abordar la huella económica de estos actores en la economía europea y poder 'romperlos'”, dijo O, el principal funcionario de política digital del gobierno francés.