icon

El verdadero enemigo de Xi Jinping no es Donald Trump

Shenzhen, en el sureste de China, es una moderna metrópolis que conecta a Hong Kong con el territorio continental. A Xi Jinping le fascinaría que Shenzhen reemplace a Hong Kong como centro de inversiones y desarrollos de la región, pero no es tan sencillo. Y ahí aparece un tema que pocos quieren abordar con la profundidad que merece.

Xi Jinping hablando en el 40 Aniversario de Shenzhen como Zona Económica Especial, el 13/10/2020.

Comienzos de 1980, estación de trenes de Shenzen. Hubo un tifón quedó todo inundado.

Shenzen 2020, imponente metrópolis.

Deng Xiaoping es el padre de la China moderna. Apenas 11 años le bastaron para modificar de cuajo el país más numeroso del mundo, todo un mensaje a los políticos de otros países, y de la propia China.

El ingeniero químico Xi Jinping ya cumplido 7 años en el poder y cabe preguntarse si conseguirá alcanzar la estatura de Deng, "Arquitecto de la modernidad".

Heredero de un país acosado por el conflicto social, el desencanto con el Partido Comunista y el desorden institucional del final de los días de Mao Tse Tung, Deng inició el programa "Boluan Fanzheng" ("eliminar el caos y volver a la normalidad"), que permitió superar la destrucción de la Revolución Cultural e iniciar el progreso.

Por decisión de Deng, en mayo de 1980, el Comité Central del Partido Comunista Chino designó a Shenzhen como una ZEE (Zona Económica Especial), escenario para el experimento de un capitalismo de mercado dentro de una comunidad guiada por los ideales del "socialismo con características chinas". 

El éxito fue notable. En 2020, Shenzhen es un ejemplo para China.

El discurso

El presidente Xi Jinping llego a Shenzhen para dar un discurso que era muy esperado. Tanta expectativa sumó que las cotizaciones de acciones subieron antes que hablara Xi.

Sin embargo, la frustración fue considerable luego de escuchar al líder chino.

Las cotizaciones bajaron y el mercado quedó por debajo del máximo de 5 años, cuando todos esperaban que volara marcando récords.

Aquí aparece 2 dudas: 

** ¿Xi Jinping tiene la creatividad y decisión necesaria? 
** ¿Podrá ingresar a la historia superando a Deng Xiaoping, o éste seguirá siendo el hombre clave en la historia de la China moderna? 

El discurso

El presidente Xi Jinping ofreció un discurso  de 50 minutos y ante 800 invitados en Qianhai, una zona piloto de libre comercio en la ciudad de Shenzhen, para conmemorar el 40 aniversario de que la ciudad fuese convertida en la 1ra. zona económica especial (ZEE) de China.

Xi Jinping está depositando sus esperanzas en Shenzhen para dar ejemplo al resto de China, tal como lo hizo Deng Xiaoping. La pregunta es: ¿Xi Jinping lo está logrando?

El índice compuesto de Shanghai cayó 0,6% luego de que hablara Xi, y el índice de referencia en la bolsa de Shenzhen cayó con similar porcentaje mientras que el índice CSI 300 que rastrea ambos mercados cayó 0,7%. Los 3 indicadores estuvieron en territorio negativo durante el discurso de Xi en Shenzhen.

Xi llegó a Shenzhen en el marco de una gira por el sur de China sumando voluntades para el encuentro, que comenzará en la última semana de octubre en Beijing, de la jerarquía del Partido Comunista para formular el 14to. Plan Quinquenal, hoja de ruta de la economía china hasta 2025.

Según Xi, ocurrieron 5 saltos históricos para Shenzhen:

** De un pequeño y atrasado poblado fronterizo a una metrópolis internacional con influencia global;

** De implementar reformas del sistema económico a profundizar las reformas en todos los aspectos;

** De desarrollar principalmente el comercio exterior a perseguir una apertura de alto nivel de forma integral;

** De avanzar en el desarrollo económico a la coordinación del avance socialista material, político, cultural, ético, social y ecológico;

** De asegurar que se satisfagan las necesidades básicas de las personas a completar la construcción de una sociedad modestamente acomodada de alta calidad en todos los aspectos.

Sin embargo, Xi no avanzó en cómo conseguir esta ambición. 

Xi no ofreció anuncios sino una descripción del pasado y formuló algunos objetivos a conseguir. Mucho voluntarismo y nula explicación acerca de cómo lograrlo.

Deng formuló y concretó las ZEE. ¿Cuál será el legado de Xi? El próximo Plan Quinquenal es clave al respecto.