icon

La guerra no cesa y la pregunta es dónde conseguirá armas Armenia

La tregua que negoció Rusia ha resultado un fracaso. Azerbaiyán ha invertido mucho dinero en sus militares y cree que es la oportunidad de vengarse de Armenia y recuperar el control de Nagorno-Karabakh. Azerbaiyán tiene un ejército más numeroso, además reforzado por combatientes sirios rebeldes ya veteranos de guerras, 3 veces más piezas de artillería, 2 veces más aviones de combate -además Turquía le proporciona sistemas de datos y monitoreo al gobierno de Bakú-, más helicópteros, tiene fuerza naval -que no tiene Armenia- y una flota de drones de ataque provistos por Turquía e Israel. El desafío para Armenia es considerable, en especial cómo neutralizar esa mayor capacidad bélica de su rival.

La imagen permite comprender el tamaño de los drones turcos Bayraktar TB2, estrellas del ejército de Azerbaiyán contra Armenia.

La nueva guerra sobre Nagorno-Karabaj es convencional, combaten fuerzas armadas profesionales y hay armamento propio del siglo 21. Se afirma que hay muchos fallecidos que no se han informado aún. 

Armenia afirmó haber matado o herido a 5.000 azeríes y reconoce 500 bajas propias que Azerbaiyán ha estimado que es muchas veces mayor.

El análisis objetivo de los equipos y efectivos movilizados le conceden ventaja a Azerbaiyán, especialmente con sus drones de combate comprados a Israel y Turquía (Bayraktar TB2).

"Algunos llevan sus propios misiles. Otros son bombas "kamikaze" guiadas", explicó Al Jazeera, que agrega: "Aún no se ha establecido si sus poderes destructivos serán el factor decisivo en el conflicto actual."

El presidente de Azerbaiyán, Ilham Aliyev, dijo a la televisión turca que los drones turcos propiedad de Azerbaiyán habían "reducido" el número de víctimas azeríes.

"Estos drones muestran la fuerza de Turquía. También nos da poder”, dijo.

Los analistas de defensa dijeron que el presidente Aliyev se refería a los Bayraktar TB2, vehículos aéreos no tripulados (UAV) fabricados por la empresa de defensa turca Baykar, que puede operar a una altitud de 8.000 metros, que dificulta su detección y puede volar hasta 27 horas con una carga útil de 4 misiles.

"Hemos visto drones Bayraktar utilizados activamente en Siria y Libia por la fuerza aérea turca contra [el presidente sirio Bashar] al-Assad y el ejército del general [Khalifa] Haftar [en Libia]", dijo Fuad Shahbaz, analista de defensa en el Centro de Estrategias Comunicaciones en Bakú.

"Ahora, han aparecido en Azerbaiyán muy recientemente y se están utilizando activamente en Nagorno-Karabaj contra el régimen separatista", agregó.

¿Cómo neutralizarlos?, es un desafío para Armenia.

“Los TB2 inicialmente apuntaron a los sistemas de defensa aérea", es la explicación del teórico.

"Luego, los TB2 comenzaron a perseguir tanques, artillería y ahora, debido a que han estado pasando por una sucesión de objetivos prioritarios, los vemos apuntando a escuadrones de soldados".

Durante años, Azerbaiyán ha invertido mucho dinero en armamento. Inclusive le compró a Rusia, teórico aliado militar de Armenia.

Armenia precisa dar respuestas inmediatas si no hay tregua.