icon

A inversores globales, Goldman Sachs propone salir del dólar y Apple espera un día de gloria

No es un texto para argentinos deshauciados por la inflación que sus gobiernos estimulan como mecanismo de recaudación impositiva encubierta, a partir de hundir la moneda local. Es una lectura para sociedades de gobernantes racionales. El dólar puede caer a sus mínimos de 2018 a causa de la creciente probabilidad de que Joe Biden gane las elecciones estadounidenses y el progreso de una vacuna contra el coronavirus, según Goldman Sachs Group Inc.

La última oferta de la Casa Blanca de un nuevo paquete de coronavirus redujo las esperanzas de que un acuerdo antes de las elecciones del 03/11. Pero es muy posible una amplia victoria demócrata, que sentaría las bases de un gran paquete de estímulo, con un alivio adicional a los hogares y las empresas. A su vez, por ese motivo el horizonte es de un dólar depreciado. "Es posible que hayamos exagerado la volatilidad luego de las elecciones de noviembre", dijo Edmund Shing, director global de estrategia de derivados de acciones de BNP Paribas. En conclusión: menos incertidumbre.

"Los riesgos están sesgados hacia la debilidad del dólar, y vemos probabilidades relativamente bajas del resultado más positivo para el dólar: una victoria del Sr. Trump combinada con un retraso significativo en la vacuna", escribió Zach Pandl. "Una elección de 'onda azul' en Estados Unidos y noticias favorables sobre el cronograma de la vacuna podrían devolver el dólar ponderado por comercio y el índice DXY a sus mínimos de 2018".

El índice del dólar estadounidense ICE ha caído casi un 3,5% este año, cotizando un poco por encima del nivel de 93 el lunes, ya que los inversores reaccionaron al estímulo monetario sin precedentes relacionado con la pandemia de la Reserva Federal y las tasas de interés más bajas. El indicador cotizó por debajo de 89 en 2018, un nivel que implicaría una nueva caída de más del 4%.

Goldman se une a UBS Asset Management e Invesco Ltd. en predecir un dólar más débil a medida que Biden extiende su ventaja sobre el presidente Donald Trump a menos de 3 semanas de las elecciones. 

Goldman recomienda a los inversores que pongan en corto el dólar frente a una canasta ponderada por volatilidad compuesta por el peso mexicano, el rand sudafricano y la rupia india.

Los estrategas también sugieren comprar euros, dólares canadienses y australianos frente al dólar. La firma mantiene abiertas las recomendaciones largas para el yuan a través de bonos del gobierno chino sin cobertura.

"El amplio margen en las encuestas actuales reduce el riesgo de un resultado electoral retrasado, y la perspectiva de avances en las vacunas a corto plazo puede proporcionar un respaldo para los activos de riesgo", escribieron.

Renta Variable

Esto sucede en un mercado en el que, el lunes 12/10, las acciones estadounidenses consolidaron el repunte de la semana pasada, en base a las acciones de las grandes empresas tecnológicas.

Los 3 principales índices estadounidenses subieron por 4ta. sesión consecutiva. 

El S&P 500 subió 1,6% a 3.534,22 puntos, su 2do. cierre más alto en la historia. 

El Dow subió 0,9%, a 28.837,52.

El Nasdaq Composite subió 2,6%, a 11.876,26, su 3er. cierre más alto registrado. 

Los 3 índices se están acercando a sus máximos de principios de septiembre, después de una reciente racha de volatilidad.

Las acciones tecnológicas fueron las que más ganaron en el S&P 500 de gran capitalización: ​​Twitter mejoró 5% y Apple, 6%.

Amazon, 4.8%.

El ascenso de Apple se produjo un día antes de que se espera que presente una nueva línea de iPhones emblemáticos con tecnología 5G, además de AirPods para colgar de las orejas y un altavoz HomePod más económico. Los analistas creen que los nuevos iPhones serán un catalizador para un "superciclo" de actualizaciones que comenzará en el trimestre de vacaciones. 

Amazon avanzó un 4,8% antes de su evento de ventas Prime Day, una gran oportunidad de facturar.

La ventaja de entre 10y 12 puntos porcentuales de Joe Biden sobre Donald Trump en las encuestas nacionales 22 días antes de las elecciones ayudó a aliviar el nerviosismo sobre la posibilidad de un resultado impugnado, dijo Mislav Matejka, estratega de JPMorgan. 

El resultado podía discutirse en el caso de un comicio reñido. Nada hace prever que será disputado sino más bien parece que será paliza histórica.

Es un "alivio bienvenido para los inversores".

Y, a su vez, esta novedad redujo la expectativa de volatilidad en el mercado de valores para noviembre y diciembre.

Paul Brain, director de renta fija de Newton Investment Management, estuvo de acuerdo en que la claridad en las elecciones "independientemente de quién gane" apoyaría a los activos estadounidenses, ya que reduciría la incertidumbre.

El enfoque en Washington DC se produce en momentos en que los legisladores siguen enfrascados en una batalla por un nuevo paquete de ayuda, luego de que los demócratas rechazaran la oferta de Trump de un plan acotado.

Los grandes bancos estadounidenses, incluidos JPMorgan Chase, Bank of America, Citigroup y Wells Fargo, publicarán sus informes trimestrales esta semana. Se pronostica que las ganancias de las empresas que cotizan en el índice S&P 500 caerán 20% en el 3er. trimestre en comparación con 2019, según  los datos de FactSet.

Los analistas se enfocarán más bien en las perspectivas de las empresas para fines de 2020 y principios de 2021, en busca de pistas sobre cómo ven los ejecutivos el estado de la recuperación económica mundial de la pandemia de coronavirus.