icon

El teletrabajo provoca un intenso debate sobre salarios

Los trabajadores tecnológicos que abandonan el Área de la Bahía de San Francisco para trabajar de forma remota en medio de la pandemia se enfrentan a una nueva realidad: los recortes salariales, en parte porque pierden beneficios. Sin embargo, al trasladarse a localidades de costo de vida más barato, mejoran su poder adquisitivo. Interesante la conclusión de Katherine Bindley y Eliot Brown para Bloomberg.

Un ejemplo de lo que representa Silicon Valley, en California (USA), en términos corporativos y de empleo.

Para entender de qué trata geográficamente Silicon Valley.

La zona alrededor de la Bahía de San Francisco, conocida como Silicon Valley, es onerosa porque durante años abundó en gente con dinero gracias al boom tecnológico. La cantidad de vehículos Ferrari en la zona no resiste comparación ni con Modena, Italia, donde fabrican las Ferrari.

Sin embargo, un día llegó el covid-19 y todo cambió a causa del aislamiento, que impuso el teletrabajo. Tanto empresas como empleados han convenido en forma tácita que la pandemia modificó las metodologías de trabajo. Hay empleadores que afirman que en el futuro continuarán priorizando el teletrabajo, y trabajadores que se encuentran conformes con la tendencia. Todo esto tiene consecuencias.

En Silicon Valley, la mayoría de las empresas están elaborando planes para un futuro con personal descentralizado. Hay gente mudándose del Valle hacia lugares que les resultan más familiares. En algunos casos, los cambios pueden incluir recortes de salarios en 15% o más, dependiendo de dónde se mude una persona.

Sucede que algunas empresas ajustan el salario según el costo de vida donde se radican los empleados.

Esas empresas -que no son todas- señalan que cambiar el salario según el costo de vida local es una práctica estándar para muchas organizaciones, incluido el gobierno federal. Hay beneficios salariales y no salariales para el personal calificado que deben revisarse. Por ejemplo, si se trata del pago de un alquiler, los precios varían muchísimo entre regiones. 

En definitiva, esas empresas no pagarán a un empleado que se mudó a Wyoming el mismo salario de cuando vivía en San Francisco.

Ejemplos concretos

** Quien introdujo el tema fue Mark Zuckerberg. En mayo, Facebook Inc. dijo que se estaba desplazando hacia una fuerza laboral sustancialmente remota durante la próxima década y que la ubicación afectaría la compensación. Facebook solicitó a los empleados que notifiquen a las empresas sobre sus planes de mudarse antes del 01/01/2021. 

** Luego Twitter Inc. anunció que permitiría a los empleados trabajar de forma remota de forma permanente, dijo que tiene un enfoque competitivo para pagar la relocalización del empleado.

** Microsoft Corp. aclaró que permitirá que algunos empleados trabajen de forma remota de forma permanente. A algunos les permitirá mudarse a cualquier lugar de USA, pendiente de aprobación, pero los beneficios y el pago pueden cambiar según la escala de compensación de la empresa por ubicación.

** La compañía de pagos Stripe Inc. ha comenzado a ofrecer a los empleados que salen de San Francisco, Nueva York o Seattle un bono único de US$ 20.000 para reubicarse, pero deberán aceptar un recorte salarial de hasta 10%. 

** VMware Inc., un proveedor de software en la nube, informó una escala en al que, por ejemplo, mudarse del Área de la Bahía a Denver (Colorado) podría significar un recorte de hasta 18%.

Según los resultados preliminares de una encuesta de octubre entre 240 empresas tecnológicas, realizada por la consultora tecnológica Sequoia, el 33% está indeciso sobre sus políticas que autorizan a los empleados a mudarse en forma permanente. 

El 22% de los encuestados dijeron que están reajustando los salarios.

El 20% dijo que no lo harán.

El debate

La decisión es discutible para muchos. Por ejemplo, Jason Fried, director ejecutivo de Basecamp LLC, un fabricante de software con sede en Chicago (Illinois), que tiene mano de obra remota, sostiene que ese enfoque es una tontería porque las empresas de tecnología son rentables que pueden no realizar esos ajustes, en especial porque "estás contratando a una persona y las habilidades que aporta".

Pero, desde la perspectiva de algunas corporaciones, las reducciones salariales basadas en la geografía son una cuestión de lógica simple. 

Bloomberg aclara: "El Área de la Bahía es mucho más cara que Boise (Idah) o Topeka (Kansas), y cualquiera que se mude a una ciudad de bajo costo tendría problemas para encontrar un trabajo local que pague los salarios de San Francisco."

Ajustar el salario en función de los costos locales ha sido durante mucho tiempo una política de empresas tales como el proveedor de software GitLab Inc., que ya tenía un personal completamente remoto antes de la pandemia. La empresa permite a los empleados calcular en su sitio web su salario según una ciudad determinada.

Pero a medida que el trabajo remoto se convierte en una práctica a gran escala y a largo plazo, algunos cazatalentos cuestionan la idea de que los salarios deben adaptarse a una calculadora de costo de vida. Se resisten a la idea de que a los empleados se les deba pagar menos por hacer el mismo trabajo.

Pueden ocurrir novedades al respecto. Las empresas subestiman el nuevo escenario.

Sherveen Mashayekhi, director ejecutivo de Free Agency, una agencia de talentos tecnológicos que representa a ejecutivos en el Área de la Bahía, Nueva York y Los Ángeles, aconseja a sus clientes que negocien y no acepten en silencio, si se ven obligados a aceptar una reducción salarial para trasladarse a una ciudad menos costosa.

Uno de los clientes del Sr. Mashayekhi es un gerente de producto en Facebook que dejaría el Área de la Bahía. Preocupado por su potencial de ganancias a largo plazo si aceptaba un recorte salarial por mudarse, utilizó su posible reubicación para iniciar una negociación sobre una promoción laboral que le compensara cualquier reducción. 

Mashayekhi dijo que no considera que las bonificaciones únicas como la que ofrece Stripe sean buenas para los trabajadores a largo plazo, sino que debe prevalecer el caso por caso.

Él considera "bastante negativo" si la banda salarial general para los ingenieros informáticos disminuiría en un rango de 10% a 20% durante los próximos años por las reubicaciones vinculadas al trabajo remoto.

Un tema no menor es el de los trabajadores insatisfechos por la reducción salarial, que podrían buscar otros emprendimientos.

Muy importante

Sin embargo, una encuesta realizada en septiembre, entre más de 5.500 trabajadores en todo USA, por Blind -plataforma para que los empleados discutan sus temas de forma anónima-, concluyó que el 44% podría aceptar un recorte salarial en caso de mudarse a una ciudad con un costo de vida más bajo, y 48% no lo aceptaría.

"El costo de vida generalmente cae más que el monto a descontar", dijo Brian Kropp, jefe de investigación de Gestión de Recursos Humanos en la consultora Gartner Inc. 

En concreto: con un recorte salarial del 10% y hasta 20%, los ingenieros de software pueden vivir una vida mucho más lujosa en Austin, Texas o Nashville, Tenn., que en San Francisco.

Kropp dijo que cuando los empleados tienen una respuesta negativa a la mudanza, a menudo es "más emocional que racional".