icon

Fracasa la tregua negociada por Rusia e Azerbaiyán usa drones israelíes

Al menos 9 personas murieron en un bombardeo armenio durante la noche en Ganja, la segunda ciudad de Azerbaiyán, dijo la Fiscalía General de Azerbaiyán, menos de 24 horas después de que se acordara un alto el fuego en el disputado territorio de Nagorno Karabaj, tregua negociada por Rusia, después de conversaciones maratónicas en Moscú entre ambas partes. Pero Armenia aclaró: “El alto el fuego ha sido violado por las fuerzas azerbaiyanas, antes de las 12 y específicamente después de las 12 del mediodía”, según el ministro de Relaciones Exteriores de Armenia, Zohrab Mnatsakanyan. En tanto, el presidente de Nagorno-Karabaj, Arayik Harutyunyan, ha acusado a Israel de respaldar a Azerbaiyán.

A la izq., ataque nocturno azerí a Stepanakert. A la der., ataque con cohetes contra de Ganja.

Hasta ahora no funciona la tregua que negoció Rusia. El canciller Serguéi Lavrov deberá revisar qué es lo que acordó con Armenia y Azerbaiyán. En teoría tenía como objetivo detener los combates para permitir que las fuerzas de etnia armenia en Nagorno-Karabaj y las fuerzas azeríes intercambiaran prisioneros y muertos de guerra.

Nada de eso ocurrió. Armenia y Azerbaiyán, enemigos tradicionales, han estado fortaleciendo sus fuerzas armadas durante la última década.

Drones, sensores y armas de largo alcance demuestran su rol en el conflicto.

El ministro de Relaciones Exteriores de Armenia, Zohrab Mnatsakanyan, acusó a Azerbaiyán de violar los términos de un alto el fuego en Nagorno-Karabaj, lo que generó dudas sobre la tregua, negociada por Rusia.

"Armenia no ha roto los [términos del] alto el fuego, y eso también ha sido rechazado por el Ministerio de Defensa", dijo el ministro de Relaciones Exteriores de Armenia, Zohrab Mnatsakanyan.

El ministro de Relaciones Exteriores de Turquía, Mevlut Cavusoglu, ha pedido a su homólogo ruso, Sergei Lavrov, que presione a Armenia para que cumpla los términos de una tregua negociada por Rusia en Nagorno-Karabaj, dijo el Ministerio de Relaciones Exteriores de Turquía.

En un comunicado, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Turquía condenó un ataque con misiles armenios contra Ganja, el domingo por la mañana. Turquía es un aliado cercano de Azerbaiyán.

El ataque que tuvo como objetivo un edificio de apartamentos y mató a 9 civiles es "un nuevo ejemplo de provocaciones por parte de la administración armenia para extender el conflicto más allá de los territorios ocupados de Azerbaiyán", dice el comunicado.

“Azerbaiyán ha continuado con sus operaciones militares, y en todas las direcciones ... [pero] han atacado continuamente los asentamientos civiles ... la infraestructura civil de Nagorno-Karabaj en de una manera metódica, esto ha estado sucediendo durante toda la mañana, hasta la tarde", afirmó el ministro armenio en su descargo.

En una conferencia de prensa, Arayik Harutyunyan, presidente de Nagorno-Karabaj, dijo que Azerbaiyán usa drones de ataque fabricados en Israel.

“Continúan proporcionando estos UAV (vehículos aéreos no tripulados) y las autoridades de Israel son responsables de este genocidio”, dijo a los periodistas.

Harutyunyan también acusó a las autoridades de Azerbaiyán de no cumplir con un acuerdo sobre el canje de prisioneros y muertos que debería haber tenido lugar el domingo con el apoyo de la Cruz Roja.

El papa Francisco, hablando después de la oración del Ángelus en Roma, dijo: "La tregua resulta ser demasiado frágil", e instó a los líderes regionales a resolver el conflicto "no mediante el uso de la fuerza y ​​las armas, sino a través del diálogo y la negociación".

Rusia

Vladimir Sotnikov, analista de la Academia de Ciencias de Rusia, le dijo a Al Jazeera: "Rusia logró que ambas partes se sentaran a la mesa de negociaciones, que es un paso crítico. Pero el 2do. paso crítico sería cuando ambas partes bajo la mediación rusa acordarían continuar las negociaciones para llegar a un acuerdo."

El alto el fuego, asegurado después de las maratónicas conversaciones en Moscú defendidas por el presidente Vladimir Putin, estaba destinado a detener los combates para permitir que las fuerzas de etnia armenia en Nagorno-Karabaj y las fuerzas azeríes intercambiaran prisioneros y muertos en la guerra.

Pero pocos minutos después de que la tregua entró en vigor a partir del mediodía del sábado (08:00 GMT), ambas partes se acusaron mutuamente de romperla.

El Ministerio de Defensa armenio acusó a Azerbaiyán de bombardear un asentamiento dentro de Armenia, mientras que las fuerzas de etnia armenia en Nagorno-Karabaj alegaron que las fuerzas azeríes habían lanzado una nueva ofensiva 5 minutos después de que se estableciera la tregua.

Azerbaiyán dijo que las fuerzas enemigas estaban bombardeando territorio azerí. 

Ataque azerí

Ambas partes han negado sistemáticamente las afirmaciones mutuas sobre la actividad militar.

Más tarde, la agencia de noticias AFP informó que 7 fuertes explosiones sacudieron Stepanakart, la principal ciudad de Nagorno-Karabaj, alrededor de las 23:30 hora local.

Las sirenas sonaron inmediatamente advirtiendo a los residentes que se refugiaran en sótanos y lugares seguros.

También Bernard Smith, de Al Jazeera, informó desde Stepanakart que se había violado el alto el fuego. 

El presidente de Azerbaiyán, Ilham Aliyev, dijo al medio de comunicación ruso RBC que las partes en conflicto estaban tratando de encontrar un acuerdo político, pero sugirió que habría más luchas por delante.

"Iremos hasta el final y obtendremos lo que por derecho nos pertenece", dijo.

Azerbaiyán no quiere tregua

El ministro de Relaciones Exteriores de Azerbaiyán, Jeyhun Bayramov, también dijo que el "alto el fuego humanitario" solo duraría el tiempo que le tomara a la Cruz Roja organizar el intercambio de los muertos.

En una reunión informativa en Bakú, se quejó de que el 'statu-quo sobre el terreno' -la metodologia utilizada- no se adaptaba a su país y que Azerbaiyán esperaba tomar el control de más territorio.

Sinem Koseoglu, de Al Jazeera, informó desde Tartar, Azerbaiyán, que el alto el fuego “tampoco ha sido bien recibido por el pueblo azerí”.

“Creen que después de 30 años… esta es la primera vez que tienen la ventaja. Tienen poder militar con armas más sofisticadas. Creen que una tregua o un alto el fuego a largo plazo solo ayudarán a los armenios a construir sus posiciones”, dijo.

Irán muy preocupado

Mientras tanto, el presidente iraní Hassan Rouhani y Vladímir Putin discutieron los últimos acontecimientos en Nagorno-Karabaj en una llamada telefónica.

Irán reitera su preocupación por el supuesto despliegue de combatientes extranjeros.

"La presencia de terroristas en el conflicto puede ser peligrosa para Irán y Rusia, y para toda la región", dijo Rouhani, según el sitio web de la Presidencia iraní.

Azerbaiyán está utilizando terroristas sirios contratados por Turquía como fuerza de combate.

Putin, por otro lado, informó a Rouhani sobre los esfuerzos rusos para resolver el conflicto y dijo que entendía las preocupaciones iraníes.