icon

Negocio inmobiliario en Costanera: No todo está perdido para quienes se oponen

Mucha polémica. Ayer, con fuerte rechazo de la oposición, dieron media sanción al proyecto que permite la construcción de un barrio náutico en la Costanera Norte. Pero, la moción pasó a una segunda lectura y atravesará un proceso de audiencias públicas para que pueda ser aprobado definitivamente.

La iniciativa ha recibido críticas de organizaciones de arquitectos, de defensa del patrimonio, de abogados, ambientalistas y legisladores. Denuncian que se quiere "privatizar" la Costanera. Aún así, logró media sanción ayer.


Se logró avanzar con 35 votos a favor y 22 en contra. Es sólo el primer paso.

Estamos hablando del proyecto que se debatió ayer en la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires, sobre la construcción de un barrio náutico en la Costanera Norte.

La pretensión de Horacio Rodríguez Larreta, jefe de Gobierno porteño, causó mucho escándalo. Sobre todo, entre ambientalistas.

Ya en la Legislatura se dio media sanción, sólo con votos del oficialismo.

Sin embargo, se tendrá que debatir en una audiencia pública en la que la ciudadanía pueda dar su opinión para, posteriormente, volver al recinto y recibir su sanción definitiva, por tratarse de proyectos que se encuadran en las normas de "doble lectura", se precisa en Télam.

En concreto, se trata de una ley que busca modificar las definiciones paisajísticas y urbanísticas del Complejo Costa Salguero – Punta Carrasco (también conocido como Distrito Joven – Costanera Norte), que surgieron de un concurso de ideas.

Ahí, se pretende construir un barrio náutico, con edificios de hasta diez pisos de altura, muy cerca del río de La Plata.

Se reformuló, entonces, la actual zonificación de los terrenos que abarcan unas 17 hectáreas, al que también se le suma un predio lindante de otras 14 hectáreas.

Pero el tema no queda acá, hay más del "paquetazo inmobiliario", como algunos lo llamaron.

También, dieron luz verde a dos convenios para subir la altura de futuras edificaciones en predios de Palermo y Villa Crespo.

Fue rechazado por la oposición que tildó todo lo aprobado como "un negocio inmobiliario" del Gobierno local. 

De estos últimos acuerdos, la Ciudad prevé un ingreso de 6 millones de dólares que se destinarán a sufragar los gastos ocasionados por la pandemia del coronavirus..