icon

Dra de la Sociedad Argentina de Diabetes: "Las enfermedades crónicas son silenciosas, hay que controlarse"

El 80% de las personas con diabetes tienen sobrepeso u obesidad en Argentina. Ambas enfermedades son parte del grupo de Enfermedades Crónicas no Trasmisibles, responsables del 80% de las muertes prematuras en el país. La doctora Alicia García da una serie de sugerencias al respecto, en el contexto de la Campaña de Concientización de Patologías Crónicas y Agudas en Pandemia.


"Hace 20 o 30 años no existía la diabetes tipo II en jóvenes, pero hoy en día vemos chicos de 8 años obesos que tienen el diagnóstico. Y lo triste es que son personas que, aprendiendo a comer, bajando de peso y haciendo ejercicio pueden retrotraer esos genes que le manifestaron la enfermedad en edades tempranas" (Alicia García, medica especialista en Nutrición, miembro directivo de la Sociedad Argentina de Diabetes).

Según una investigación de Fine Reaserch Health, en Latinoamérica los profesionales de la salud han visto que el volumen promedio de pacientes se redujo a más de la mitad en los últimos 30 días, a comparación del período previo a la pandemia.

A más de 6 meses de las primeras medidas de confinamiento, los médicos insisten en que las personas con enfermedades crónicas deben controlarse. En este marco, numerosas sociedades científicas argentinas se unieron y lanzaron la Campaña de Concientización de Patologías Crónicas y Agudas en Pandemia.

La doctora Alicia García, especialista en Nutrición y miembro directivo de la Sociedad Argentina de Diabetes, expone una serie de recomendaciones y busca alertar principalmente a personas diabéticas. 


La Campaña

- ¿Por qué la diabetes es una de las enfermedades que más preocupa en la pandemia?

"Porque si está mal controlada, disminuye la respuesta inmunitaria y aumenta la propensión a infecciones y complicaciones. O sea, el que se descuida está en mayor riesgo que aquel que consultó y está medicado adecuadamente".  

- ¿Por qué crees que se redujo el número de pacientes en pandemia?

"La medida del confinamiento sorprendió a todos y el hincapié en la mayor letalidad de personas con enfermedades crónicas asustó mucho. Es cierto que hay que cuidarse, pero cuidarse también implica el tratamiento correspondiente".

- ¿Por qué recomiendan la teleconsulta?

"Porque la interacción médico-paciente permite presumir diagnósticos que luego se confirman con estudios. Las enfermedades crónicas son silenciosas, hay que controlarse porque de otra forma la persona ni se entera".

- ¿Cuál es la alternativa a personas que no tienen contacto con su médico?

"La primera herramienta es el teléfono, llamar al servicio donde se atendían y preguntar. En general todos los hospitales ya están preparados".

- ¿Se corre riesgo de contagio al asistir a un hospital?

"A 6 meses de estar en pandemia es imprescindible realizar los controles de laboratorio con los recaudos necesarios. Cada área de la salud tiene protocolos estrictos de atención y son diferentes a las áreas COVID donde sí es más probable la circulación del virus".

 

Crónicas no trasmisibles en Argentina

El 80% de las causas de mortalidad del país se debe a Enfermedades Crónicas no Trasmisibles. En muchos casos las personas esperan ver síntomas pero en aquel punto los médicos ya hablan de "complicaciones". En la pandemia este fenómeno se acentuó.

- ¿La única forma en la que una persona puede detectar diabetes tipo II es con un análisis de laboratorio?

"El cuerpo siempre avisa, pero la persona suele darle explicaciones y lo minimiza. El cansancio, la pesadez en las piernas, aumento de sueño, levantarse muchas veces a orinar en la noche, comer mucho y no subir de peso. Son todos elementos inespecíficos, pero sumados la persona tiene que ver que algo está pasando. Luego los análisis lo confirman".

- ¿Qué papel tiene la consulta médica aquí?

"Todas las personas deben comunicarse con su proveedor de salud porque es en la charla donde se le dará orientación".  

- ¿Cómo identificar la diabetes tipo I?

"En primer lugar, decir que puede aparecer a cualquier edad. Después lo principal es tener mucha sed, orinar mucho y bajar de peso". 

- Más allá de la pandemia la diabetes era un problema de salud global, ¿a qué crees que se debe?

"La última Encuesta Nacional De Factores De Riesgo dice que 12,7 % de la población en Argentina ha tenido o tiene glucemia alta y/o diabetes. A esto se lo denomina la epidemia gemela a la de obesidad, ya que más del 60% de la población argentina tiene sobrepeso u obesidad. Aumenta una y aumenta la otra".

 

Atravesar la pandemia con salud

- ¿Qué recomendaciones alimenticias podes dar para atravesar la pandemia con buena salud?

"Hacer 4 comidas al día, planificarlas, preferir las verduras, frutas, carnes magras y lácteos descremados".

- ¿Y respecto al ejercicio?

"Muchas veces se cree que hacer actividad física es ir a un gimnasio o hacer un deporte pero no, significa moverse. Bailar, por ejemplo, o hacer jardinería. Hay que buscar actividades que todos los días permitan mover el esqueleto".

- ¿En el confinamiento ha sido más fácil aumentar de peso?

"Sí, al movernos menos tuvimos menos gasto energético. Incluso algunos han aumentado hasta 10 kilos y eso para el cuerpo es un peso muy grande, tiene que hacer malabarismo para mantener el equilibrio".

 

Hábitos

La vida moderna es altamente sedentaria según la describe la doctora García, y explica que se debe a que "el ritmo de la tecnología es más acelerado que el del cuerpo humano".

- Hubo personas que aprovecharon el tiempo libre de la pandemia para reforzar los buenos hábitos, ¿no?

"Exactamente, muchos lograron armar un menú familiar porque antes solo compraban comida hecha. Y así descubrieron muchos platos saludables".

- ¿Puede la medicación prolongar un estado del malos hábitos en personas con diabetes tipo II?

"En general cuando uno está sano, no se cuida y sobreexige al organismo. Pero para que pueda mantener el equilibrio el cuerpo hace adaptaciones que a los 20 o 30 años devienen en diabetes, obesidad, hipertensión, entre otras".

- ¿Qué rol debería tener la medicación en relación a una enfermedad que es estrictamente de hábitos como la diabetes tipo II?

"El problema es que los cambios de estilo de vida son más difíciles y la medicación resulta más accesible. El cambio implica educación de la salud desde la infancia como un valor que hay que cuidar".

- ¿Qué le sugerís a los pacientes con enfermedades crónicas en este contexto?

"Que no esperen a que el tratamiento venga de afuera, es el paciente el que tiene que conducir el tratamiento y ser un equipo con los profesionales".