icon

Nueva caída de Trump en encuestas y hará acto con partidarios en vez del debate N°2 con Biden

En medio de las preocupaciones por el covid-19, que no cede en USA y la salud del propio Presidente, que debería estar en aislamiento social obligatorio, los organizadores del 2do. debate entre Donald Trump y Joe Biden, cambiaron el formato para pasar de una metodología presencial a otra virtual. Trump ha rechazado participar de un debate presencial, algo que ratifica que el Presidente no tiene reparos en desobedecer las restricciones, origen de la crisis sanitaria de USA.

Donald Trump y Joe Biden.

Donald Trump ha dicho que no participará en el debate presidencial estadounidense N°2, después de que la comisión independiente que establece las reglas del debate anunciara que se llevaría a cabo de forma remota debido a preocupaciones sobre el coronavirus.

"No voy a perder el tiempo en un debate virtual", dijo el Presidente durante una entrevista con Fox Business Network el jueves 08/110. "Eso no es un debate", de acuerdo a Trump, desconociendo así todas las herramientas utilizadas en 2020 para contemplar las obligaciones sanitarias propias del covid-19.

El formato del duelo de la próxima semana entre Trump y Joe Biden, el candidato demócrata, ha estado bajo escrutinio desde que el Presidente fue diagnosticado con coronavirus la semana pasada.

La comisión de debates presidenciales dijo que el debate N°2, de los 3 previstos, se llevaría a cabo de forma remota "para proteger la salud y la seguridad de todos los involucrados".

Con motivo de que la Casa Blanca, hasta la fecha, no ha publicado un cronograma de las pruebas Covid-19 de Trump, algunos demócratas creen que el Presidente ya estaba infectado cuando subió al escenario con Biden en Cleveland, Ohio.

A pesar de las advertencias médicas de que las personas con coronavirus pueden ser contagiosas durante más de 1 semana después de contraerlo, Trump había dicho que quería asistir en persona al evento de la próxima semana en Miami, Florida.

Biden ha dicho que si Trump todavía estaba infectado con el coronavirus, el debate no debería ocurrir en forma presencial, y sugirió que Trump podría participar en el formato virtual.

“No sé qué va a hacer el Presidente. Él cambia de opinión a cada segundo”, dijo Biden. 

"Si él dice que hará un acto con sus partidarios en vez del debate, supongo que yo también organizaré un acto partidario", agregó Biden.

Según las nuevas reglas anunciadas, el moderador del debate se ubicaría en Miami y el formato habría seguido siendo una reunión pública, pero ambos candidatos “participarían desde lugares remotos separados”.

Bill Stepien, director de campaña de Trump -que también ha sido afectado por el coronavirus-, dijo en un comunicado que el Presidente realizaría un encuentro con sus partidairos en lugar de participar en el debate y acusó a la comisión de intentar "rescatar a Joe Biden".

"Que las criaturas del pantano en la comisión de debate presidencial ahora se apresuren a defender a Joe Biden cancelando unilateralmente un debate en persona es patético", dijo Stepien.

Trump ha visto caer sus números en las encuestas desde el primer debate, ocasión en la que interrumpió a Biden en forma reiterada, y atacó al exvicepresidente en tragedias personales.

El promedio de encuestas nacionales que mantiene RealClear Politics ahora tiene a Biden por delante de Trump en 9,7 puntos porcentuales, frente a los 6,1 puntos porcentuales del día del debate de Cleveland.

Tradicionalmente, los candidatos que están atrasados ​​en las encuestas están ansiosos por participar en los debates porque les brinda una oportunidad televisada a nivel nacional para cambiar la dirección de la carrera. Pero Trump dijo que creía que el formato era inviable.

Esto contradice abiertamente el intento de Rudolph Giuliani, colaborador de Trump, de intentar que en vez de 3 debates, se hicieran 4 o 5, según había informado CNN, que también lo consideró una demostración de que el comando de campaña de Trump está preocupado por las encuestas.