icon

Henry Rose, el renacer de Michelle Pfeiffer

Michelle Marie Pfeiffer, nominada en 3 ocasiones a los premios Óscar y en 6 a los premios Globo de Oro, comenzó como Miss Orange County en 1978, pasó por la peligrosa secta del respiracionismo -que asegura que un ayuno extremo sin comer ni beber, alimentándose solo de aire y luz, purifica el espíritu-, adoptó a Claudia Rose, hija de una enfermera que ya tenía 4 hijos y tuvo a John Henry. Ahora creó Henry Rose, que le permite ser ella misma: desde el apoyo a Black Lives Matter hasta la campaña a votar en USA 2020.

Michelle Pfeiffer, dueña de Henry Rose.

Cuando Michelle Pfeiffer lanzó la startup de fragancias limpias Henry Rose -los nombres de sus hijos- en 2019, tuvo que lidiar con todos los desafíos de ser emprendedora, desde el comercio electrónico a los problemas de servicio al cliente: "Increíblemente estresante", le dijo ella a Elizabeth Segran, de Fast Company.

Hablando en el Festival de Innovación de Fast Company, Pfeiffer dijo que ahora cree en la misión de la compañía: hacer que la industria de la belleza sea más segura para los consumidores. 

“Estaba pasando por un período en el que no trabajaba tanto [como actriz] y ya no criaba a mis hijos. Pero no creía que hubiera terminado de contribuir a la sociedad".

Pfeiffer no se propuso crear su propia empresa desde cero. Primero intentó asociarse con una empresa de cosméticos en un acuerdo de licencia. Pero descubrió que sus socios no estaban dispuestos a crear productos que fueran transparentes sobre sus ingredientes y libres de toxinas conocidas.

Desde que ella estaba embarazada de su primer hijo, a principios de los años 90, se preocupó por los productos químicos y el contenido de sus productos de cuidado personal. Por ejemplo los ftalatos, que permiten que los aromas permanezcan más tiempo pero pueden causar daños reproductivos.

Entoncs Pfeiffer trabajó directamente con la casa de fragancias de lujo IFF para crear aromas que le recordaran recuerdos muy específicos de su vida. 

En contraste con la mayoría de otros perfumes, Henry Rose enumera todos sus 300 ingredientes, no 3.000 ingredientes como otras fragancias. Y aprobó los rigurosos estándares de verificación del Environmental Working Group, que investiga los productos químicos tóxicos.

Pfeiffer, una persona extremadamente reservada, aceptó involucrarse en el marketing y creó una cuenta personal de Instagram para promover la marca. 

Pfeiffer ha utilizado los canales sociales de Henry Rose, y los suyos personales, para expresar su apoyo a Black Lives Matter, fomentar el uso de mascarillas y tapabocas y hacer que la gente vaya a las urnas. Pero "Es un campo minado. Sé que tengo clientes conservadores, y algunos se han ido a causa de mis publicaciones. Pero también puedes elegir ser tú misma".

Con Henry Rose, Pfeiffer espera dejar un legado más allá de su carrera como actriz. "Es liberador", dice ella. "Al crear una marca, puedes crear tu propia narrativa".