icon

¿Hola?: 5 consejos de la Policía porteña para evitar estafas telefónicas

A raiz del aumento en las estafas telefónicas, la Policía de la Ciudad de Buenos Aires ofrece consejos y recomendaciones para no ser víctimas de este delito. Y es que los engaños a través de llamadas se ha hecho más común durante en tiempos de pandemia, sobre todo, hacia los abuelos, personas que viven solas y beneficiarios de ayudas del Estado. Que no te agarren desprevenido.

Lo primero es preguntar quién habla y nunca dar nombres, ni datos personales, recomendó la Policía de la Ciudad. Más consejos.

El coronavirus, la pandemia, el aislamiento, los ayudas del Estado, todo ha jugado para que las estafas telefónicas aumenten en estos tiempos.


Sobre todo, estafas bancarias.

Para que entendamos mejor, vamos a dar un ejemplo de cómo comenzaría una de estas llamadas engañosas:

-¿Hola?
- ¡Hola abu! ¿Cómo estás?
-¿Quiénes es?
- Yo, tu nieta
-¿Quién es? 
-Tu nieta
-¿Cuál?
-La más linda
-¿Roxana?
-Si, ¿Qué haces?

Acá, ya vemos el primer error. La abuela indicó el nombre de su nieta (aunque a manera de pregunta) y el estafador ya puede valerse de eso.

Pablo Lurato, del departamento de Defraudaciones y Estafas de la Policía de la Ciudad, lo explica: “Los estafadores, al momento de realizar las comunicaciones con las potenciales víctimas, lo hacen siempre desde números privados o con características desconocidas. Van a hacerse pasar por algún familiar cercano, o bien por un empleado de entidad pública o bancaria”.

¿Cómo evitar caer en la trampa?

La Policía porteña aconseja:

1. Al momento de recibir el llamado es importante mantener la calma y preguntar el nombre de la persona que llama y de dónde llama.

2. Los estafadores se pueden hacer pasar por un hijo o un nieto y distorsionar la voz para confundir a la víctima. Nunca dar nombres de la familia.

3. Intentarán todo el tiempo tener el control de la comunicación y recabar información, para luego pasar a contar el motivo del llamado, que puede ser un supuesto secuestro, un choque, un robo, o un trámite bancario. Son falsos argumentos para que la víctima tome todos los ahorros que tienen en su casa.

4. Por ello, es importante no dar nombres personales ni datos de tarjetas de débito y crédito, si poseen ahorros en su domicilio, cuentas bancarias o cajas de seguridad.

5. Ante este tipo de llamadas cortar la comunicación, y llamar al 911 o a un familiar de confianza cercano, o bien dirigirse a la Comisaría Vecinal más cercana a su domicilio.