icon

El 2020 podría ser el año más caliente registrado en la historia

El pasado septiembre marcó un record histórico para el mes y provocó que los hielos del Ártico se derritieran más aceleradamente.

Como si la pandemia fuera poco, el 2020 también puede ser el año más caliente de la historia registrada, ya que septiembre marcó un record respecto al mismo periodo de años anteriores.

Hasta ahora, el 2016 había sido el año con la mayor temperatura promedio.  Sin embargo, ahora los científicos prevén que luego del paso de La Niña por el Océano Pacífico se podrá determinar si este año supera aquel récord.

Este fenómeno climático no ocurre hace 8 años, de acuerdo al Servicio Europeo de Cambio Climático Copernicus. Consiste en el otro extremo del ciclo que comienza con El Niño y ambos generan un cambio en la temperatura global, afectando principalmente a las zonas tropicales.  

El mes pasado la temperatura sumó 0,63 grados Celsius por encima del estimativo de los últimos 30 años. Es decir que, en efecto, provocó una disminución catastrófica de los hielos.

En el Ártico, por ejemplo, se vivió el segundo nivel más bajo de hielo desde 1979, fecha en la que comenzó su monitoreo.

Respecto al 2020, uno de los peores hitos ocurrió en el Valle de la Muerte, Estados Unidos, que alcanzó los 54,4 grados Celsius y la convirtió en la mayor temperatura jamás registrada en la Tierra.

Un año catastrófico que comenzó con la noticia de las miles de hectáreas arrasadas por incendios forestales en Australia, siguió por la pandemia y avanza su último trecho con el Pantanal de Brasil en llamas. 



Fuente: Bloomberg