icon

Presidente de la Sociedad Argentina de Cardiología: "todos los curados de COVID deben controlar la salud de su corazón"

En Argentina la pandemia agravó el panorama previamente desmejorado de la salud cardiovascular, que cada año se materializa en miles de muertes prematuras prevenibles. Por eso, numerosas sociedades médicas se unieron y lanzaron la Campaña de Concientización de Patologías Crónicas y Agudas en Pandemia. El doctor José Luis Navarro Estrada, presidente de la Sociedad Argentina de Cardiología, manifiesta su posición. 

Las consultas cardiológicas se redujeron hasta un 70% desde el inicio de la pandemia, provocando el aumento de muerte hospitalaria por consulta tardía y domiciliaria si la persona no llegó a concurrir al hospital.

Junto al inicio de la pandemia de COVID-19 surgió en la comunidad el miedo a concurrir a hospitales y clínicas por miedo al contagio. A más de 6 meses de aquella fecha, los médicos insisten en la preocupación por los pacientes con enfermedades crónicas.

El presidente de la Sociedad Argentina de Cardiología, el doctor José Luis Navarro Estrada, dice que "los pacientes con obesidad, diabetes, hipertensión y tabaquismo han empeorado porque se cuidaron menos, consultaron menos, están emocionalmente dañados y encuentran dificultades para adaptarse a la teleconsulta. Todo eso hizo un combo explosivo".

En este contexto, la Campaña de Concientización de Patologías Crónicas y Agudas en Pandemia busca destacar la importancia del chequeo de rutina, de la teleconsulta y alerta a que no se esperen síntomas graves para pedir ayuda.

- ¿Cuáles crees que son las razones por las que se redujo el volumen de pacientes?

"La razón principal es el temor a contagiarse y la segunda es porque se cancelaron intervenciones para preservar las camas de terapia intensiva. Ambas provocaron una reducción de hasta un 70% de admisiones y a su vez esto generó un aumento de la mortalidad".

- ¿Hay datos que registren este aumento?

"Las personas no concurrieron al hospital inmediatamente a percibir los síntomas sino más tarde. Por lo tanto aumentó la mortalidad hospitalaria, que se confirma en los registros. Por otro lado, muchos no llegaron a consultar y eso significa que aumentó de la mortalidad domiciliaria, aunque es prácticamente imposible medirla en Argentina".


Atención a las señales

- ¿Qué cuidados recomienda a pacientes crónicos?

"Primero decirles que en el sistema de salud está previsto para que la consulta no sea un riesgo de contagio. Segundo, pedirles que controlen con su médico todos los factores de riesgo. Tercero, ante cualquier síntoma consulten sin demora. Y por último, que los que tienen indicado un procedimiento lo hagan, porque su salud está en juego".

- ¿Quiénes crees que corren mayores peligros?

"He visto pacientes de 90 años con COVID que a la semana están perfectamente bien. Y otros que tienen daños cardiológico grave aunque no tenían factores de riesgo evidentes. Esto se debe a una condición genética e inmunológica que hace que la gravedad sea distinta. Lo que sí hemos visto con muchísima claridad es que pacientes obesos corren mucho riesgo".

- ¿A qué señales es importante estar atento?

"Consultar siempre ante desvanecimiento, mareo, falta de aire, dolor de pecho, inflamación de los tobillos. También frente a síntomas neurológicos como pérdida de fuerza en uno o más miembros, alteración en la visión, visión doble o dolor de cabeza inexplicable".

-¿Cree que empeoraron los síntomas por la carga emocional de la pandemia?

"Totalmente. Y no sólo por COVID sino por la situación económica que es motivo de mucha angustia y temor. Lo digo como médico y no como político, es un hecho. Muchos médicos dedicamos parte de la consulta a dar ánimos y esperanza a la gente". 


Secuelas a largo plazo

- ¿Qué se sabe de las posibles secuelas de la COVID a la salud del corazón luego de haberse curado?

"Se sabe que entre el 12 y 30 % de los enfermos con el virus tienen un grado de afectación cardíaca, muchas asintomáticas. Por eso todos los curados de COVID deben controlar la salud de su corazón aunque no hayan sido pacientes cardiológicos".

- ¿No podemos conocer los daños cardiológicos a largo plazo?

"No, porque todavía no pasó ni un año del primer brote. Hasta ahora suponemos por analogía con otras enfermedades, que los pacientes con afectación cardíaca avanzada tienen un mal pronóstico, al igual que quienes tuvieron trombosis o trombofilia pulmonar".

- ¿Pueden los jóvenes tener daños en el corazón?

"La mayoría de los jóvenes cursa la enfermedad como una gripe fuerte pero algunos quedan con afectación pulmonar de grados variables. Una pequeña minoría también puede quedar con daños del corazón".

- ¿Respecto al aumento de consumo de alcohol que sugiere?

"Es un hecho que la persona que toma alcohol fuera de los mínimos está inmunológicamente deprimida".