icon

Las nuevas encuestas sobre Trump se dividen entre las negativas y las horribles

"En esta etapa de la campaña en 2016, Donald Trump estaba por detrás de su oponente demócrata tanto como los 'midteens' en las encuestas. En 2020, Trump está detrás por márgenes similares en algunas encuestas mientras las elecciones entran en la recta final. Sin embargo, aunque las líneas superiores de la carrera de 2020 pueden parecer iguales, no lo es. Trump ha estado a la zaga en esta campaña de manera más consolidada y por márgenes más amplios, por lo que cualquier recuperación tendría que superar los puntos de vista rígidos de su Presidencia y su personalidad", advirtió Steven Shepard en la web Politico. Financial Times fue más allá.

La campaña del presidente Donald Trump comenzó a impulsar que haya más debates con su rival Joe Biden. Estaban previstos 3 debates antes de las elecciones en USA pero ahora desde el comité de campaña del Presidente se intenta pactar más debates. El esfuerzo es liderado por el exalcalde de la ciudad de Nueva York Rudy Giuliani, y es la evidencia más clara de que, a pesar de toda su bravuconería en público, Trump sabe que está perdiendo en este momento.

"Las personas mayores tienen más probabilidades de votar que sus equivalentes más jóvenes, y se les ha considerado confiablemente republicanos en las elecciones recientes. Pero las encuestas de opinión sugieren que se están volviendo contra Donald Trump en números récord debido a su manejo del coronavirus y sus planes de recortar beneficios como el Seguro Social", explicó Lauren Fedor para Financial Times, desde Washington DC.

Los republicanos y demócratas ven a los jubilados como un bloque de votantes crucial en Florida, donde las elecciones estatales más recientes se han decidido por un margen de menos de 1 punto porcentual. En las contiendas presidenciales, Florida es un referente del éxito nacional: el vencedor en Florida ha ganado la Casa Blanca en 13 de las últimas 14 elecciones presidenciales. Por ese motivo es clave la batalla por Florida.

En 2016, Donald Trump logró una ventaja de 17 puntos entre las personas mayores de 65 años en Florida. Él terminó ganando los 29 votos del Colegio Electoral que aporta Florida por un margen de 1,2 punto porcentual.

Trump es un septuagenario que cambió su residencia principal de la ciudad de Nueva York a Mar-a-Lago, su centro turístico en Palm Beach, en Florida. 

"Pero las encuestas muestran que el Presidente está perdiendo apoyo entre las personas mayores, un cambio que podría resultar decisivo en noviembre", advierte Financial Times.

La tendencia ya era verificable en agosto, cuando ocurrió una encuesta de probables votantes en Florida para AARP, el grupo de presión de los jubilados estadounidenses, que mostró que entre los mayores de 65 años, Joe Biden lideraba a Trump por 1 punto, 49 a 48.

Greg Strimple, presidente de GS Strategy Group, una empresa de investigaciones de opinión pública que trabaja para candidatos republicanos, que realizó la encuesta de AARP, explicó la situación: “El Presidente se enfrenta a un desafío con los votantes mayores debido exclusivamente a su manejo de Covid. Ellos son los más preocupados, perturbados... ".

Strimple dijo que el manejo de Trump de su propia enfermedad probablemente empeoraría las cosas, en especial la decisión del Presidente de quitarse su máscara en forma desafiante ante las cámaras poco después de ser dado de alta del hospital.

Este descuido es exactamente lo que causó que USA lidere la cantidad de contagios y fallecidos, explicó Strimple. "Refuerza lo que la gente piensa de él".


"Entre su actuación ampliamente criticada en el debate y su infección por Covid-19 después de burlar las pautas de aislamiento social de su propia administración, Trump no se está ayudando a sí mismo últimamente. Está detrás del exvicepresidente Joe Biden por márgenes asombrosos: 16 y 14 puntos en las encuestas nacionales de CNN / SSRS y NBC News / Wall Street Journal, respectivamente; 9 puntos en una encuesta de New York Times / Siena College en Arizona y 13 puntos en una encuesta de Pensilvania de la Universidad de Quinnipiac.

Incluso la encuestadora favorita del Presidente, Rasmussen Reports, cuya metodología no cumple con los estándares de POLITICO, tiene al Presidente detrás de Biden por más de 10 puntos.

Trump logró recuperarse de un déficit similar en 2016. Pero tenía algunas cosas a su favor en ese entonces que no tiene ahora: Hillary Clinton era impopular, y los votantes eran más propensos a decir que eran electores indecisos o que apoyaban a terceros. Y a diferencia de hace cuatro años, Trump tiene un historial que defender en el cargo.

La ola de malas cifras de las encuestas siguió cayendo sobre Trump el miércoles 07/10, 27 días antes de que concluya la votación el 3 de noviembre. Las nuevas encuestas se dividen en 2 categorías: las que son malas para Trump y las que son horribles.

El primer grupo contiene encuestas que muestran a Trump a la zaga, aunque las cifras no son tan impactantes. Incluye una encuesta de la Escuela de Derecho de Marquette que muestra que Biden lidera a Trump por 5 puntos en Wisconsin y las encuestas del New York Times / Siena College muestran a Biden por delante por 6 puntos en Nevada y codo a codo con Trump en Ohio, de tendencia republicana.

(...) Pero el segundo grupo muestra a un Presidente en ejercicio al borde de una derrota histórica y aplastante. Además de esas encuestas nacionales y la encuesta del New York Times / Siena en Arizona, hubo 3 encuestas de la Universidad de Quinnipiac emitidas el miércoles por la tarde. Muestran a Biden por delante por 2 dígitos en Florida y Pensilvania, y por 5 puntos en Iowa.

Cambiar de republicano a demócrata Florida y Pensilvania por sí solo colocaría a Biden en el umbral de una mayoría en el Colegio Electoral, con Wisconsin o Michigan, donde una encuesta de Detroit News / WDIV-TV esta semana mostró a Biden por delante por 9 puntos, lo que podría poner al demócrata en la cima.

"En diversos grados, tres estados críticos en tres partes muy diferentes del país llegan a la misma conclusión ominosa", dijo Tim Malloy de Quinnipiac en un comunicado que acompaña a las encuestas. "Las esperanzas de reelección del presidente son cada vez más tenues". (...)".