icon

44 toneladas de meteoritos caen cada día sobre la Tierra

Los meteoritos que se desploman delante de testigos o que se logran recuperar instantes después de ser observados durante su tránsito en la atmósfera son llamados 'caídas'. El resto de los meteoritos se conocen como hallazgos. Wikipedia dice que a mediados de 2020, existían 1050 caídas documentadas en las diversas colecciones del mundo. Y más de 31.000 hallazgos. Los meteoritos se bautizan siempre con el lugar en donde fueron encontrados o alguna característica geográfica. En los casos de muchos meteoritos encontrados en un mismo lugar, se agrega un número o una letra al nombre. Pero no es la única curiosidad de la que se habla por estas horas.

La gran mayoría de los meteoros se queman mucho antes de tocar el suelo, sin representar una amenaza para la propiedad o las personas. De vez en cuando, una pequeña cantidad de material sobrevive a la entrada a la atmósfera terrestre y explota sobre la superficie del planeta. Si el material de un meteoro cae a la Tierra, se conoce como meteorito. Hay algunos informes cada año de meteoritos que causan daños a la propiedad, y se ha informado de una muerte debido a un meteorito.

El especialista mexicano en observaciones astronómicas, Pablo Lonnie Pacheco Railey, explicó que el destello de luz que se vio en la noche del martes 06/10 en Monterrey, México, fue un bólido y no un meteorito.

"Meteorito se llama al fragmento que sobrevive hasta el suelo, y de eso no hay constancia. Este bólido puede haber dejado uno o varios meteoritos, pero eso no lo sabemos hasta que se recupere algo. Diremos meteoro si es un rastro luminoso y bólido cuando es más intenso que todas las estrellas", explicó en su cuenta en Facebook.

Luego agregó un dato muy interesante: "Se estima que aproximadamente 44 toneladas de meteoroides caen a la Tierra diariamente pero la mayoría se vaporiza y caen al mar".

Muchos ignoraban semejante actividad cotidiana entre el espacio y el planeta.

Las lluvias de meteoros suelen estar asociadas con los cometas. Cuando estas bolas de nieve y polvo orbitan alrededor del sol, emite nubes de polvo y nieve.

Se pueden ver lluvias de meteoritos o estrellas fugaces cuando la Tierra pasa a través de corrientes de escombros pequeños.

Octubre es el mes de las Dracónidas, estrellas fugaces que llevan el nombre de la constelación de dragones Draco.

Se espera que las Dragonids sean las más hermosas el 6/7 y 7/8 de octubre.

Mientras que la mayoría de las otras lluvias de meteoritos se ven temprano en la mañana, los dragónidos se ven mejor al atardecer y en la noche.

En tanto, la lluvia de meteoritos de las Oriónidas está llegando lentamente a un pico que ocurrirá en la noche del 20 al 21 de octubre.

Las Oriónidas se llaman así porque provienen de la dirección de la constelación de Orión. Están asociados con el cometa Halley.

Es el 2do. obsequio anual del cometa Halley a los observadores de estrellas en forma de lluvia de meteoros. Entre el final de octubre y principios de noviembre, la Tierra se desliza a través del rastro de polvo dejado por el viaje entrante del cometa.

No es tan emocionante como su lluvia hermana en mayo, pero de todos modos tiende a ser bastante brillante como resultado de su alta velocidad. También son visibles en ambos hemisferios, y aparecen no muy lejos de esa famosa gran estrella roja en la constelación de Orión, Betelgeuse.

Además, está el meteorito Turrid, que parece originarse cerca del zodíaco. Aumentará entre el 9 y 10 de octubre y el 10 y 11 de noviembre de 2020.