icon

Frenen a Erdogan: Canadá, Israel y Siria terminan coincidiendo con Armenia

Beligerante en varios escenarios, el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, intenta convertirse en un protagonista de la geopolítica tanto del Cáucaso como de Medio Oriente, del Mediterráneo tanto europeo como africano. Él cuenta para ello con mano de obra desocupada: los terroristas sirios, sin trabajo desde que Rusia estabilizó el pais de Bashar al Assad (obviamente que todo esto recicla otras sospechas del pasado, acerca de la relación de Erdogan con el tráfico de combustible que financiaba a Ejército Islámico o ISIS).  

El Bayraktar TB2 fue impulsado por una prohibición estadounidense de exportar drones armados a Turquía ante la preocupación de que se utilizarían contra la población kurda. No sólo fue cierto sino que Turquía los ha utilizado en Siria, Libia y Nagorno-Karabaj.

El desarrollo del Bayraktar TB2 se ha atribuido a Selçuk Bayraktar, un ex alumno del MIT estadounidense. El Bayraktar ("abanderado"), fabricado por la compañía Baykar, voló por primera vez en agosto de 2014. Es un vehículo aéreo de combate no tripulado (UCAV) de altitud media y larga resistencia (MALE) capaz de realizar operaciones de vuelo autónomas o controladas de forma remota por una tripulación en la Estación de Control de Tierra.

Todo comenzó cuando se supo que la óptica de drones y sistemas de puntería láser fabricados en Canadá estaban montados en el TB2 Bayraktar, el modelo de vehículo aéreo no tripulado (UAV) turco utilizado para apoyar las operaciones del ejército de Azerbaiyán.

El gobierno con sede en la ciudad de Bakú había intentado comprar el dron en junio.

Ahora, Canadá decidió frenar las ventas de sensores de drones a Turquía por temor a que puedan usarse para ayudar a Azerbaiyán a luchar contra Armenia por el control de la disputada Nagorno-Karabaj. 

Turquía explotó de enojo contra Canadá: "No vio ningún problema en exportar armas a países que estaban militarmente involucrados en la crisis de Yemen, que fue una de las mayores tragedias humanitarias de este siglo".

Yemen

Las prósperas exportaciones de armas canadienses a Arabia Saudita casi se han duplicado desde 2018, alcanzando a US$ 2.900 millones en 2019, según estimaciones. 

Los saudíes mantienen una campaña aérea en el Yemen devastado por la guerra contra los rebeldes hutíes, que apoya Irán. 

La ONU acusó a Canadá, junto con Francia, Reino Unido, USA e Irán, de perpetuar el conflicto yemení, que ha causado la muerte de aproximadamente 112.000 personas desde 2014, entre ellas 12.000 civiles, creando una crisis humanitaria.

"No puede haber ninguna explicación para impedir las exportaciones de productos de defensa", insistieron los diplomáticos turcos.

Canadá

La decisión del gobierno canadiense, anunciada por el ministro de Relaciones Exteriores, Francois-Philippe Champagne, "es una indicación del enfoque de doble rasero de este país", afirmó el comunicado del Ministerio de Relaciones Exteriores de Turquía.

Champagne justificó la suspensión de la venta de armas a Turquía en las preocupaciones sobre la tecnología canadiense "que se utiliza en el conflicto militar en Nagorno-Karabaj" desde el reinicio de las hostilidades del 27/09.

"De acuerdo con el sólido régimen de control de exportaciones de Canadá y a causa de las hostilidades en curso, he suspendido los permisos de exportación relevantes a Turquía, para dar tiempo para evaluar más la situación", señaló el comunicado del ministro.

El presidente de Azerbaiyán, Ilham Aliyev, le dijo a la emisora ​​TRT que los drones de fabricación turca TB2 Bayraktar habían ayudado al ejército a reducir las pérdidas humanas. 

Armenia informó haber derribado varios drones TB2 Bayraktar en combate. 

Israel

Armenia también ha iniciado presión sobre Israel, gran proveedor de armamento para Azerbaiyán. 

El gobierno con sede en la ciudad de Ereván llamó a consulta a su embajador en Tel Aviv, exigiendo que se dejara de vender armas a Azerbaiyán.

La gestión aparentemente arrojó algunos resultados, y el embajador Armen Smbatyan dijo que Israel había hecho "una promesa verbal" de detener el suministro de armas en los próximos días.

Por cierto que es muy inexplicable que Israel entregue armas a Azerbaiyán, país que utiliza combatientes sirios en muchos casos ex integrantes de milicias consideradas terroristas por el propio gobierno israelí.

Siria

En tanto, el presidente sirio, Bashar Assad, dijo coincidir con los informes rusos y franceses que sugieren que Turquía trasladó combatientes rebeldes sirios a luchar en Nagorno-Karabaj.

Assad también calificó a Turquía de "instigadora" del conflicto: "Definitivamente podemos confirmarlo, no porque tengamos evidencia [directa], pero a veces, si no hay evidencia, se tienen indicadores", dijo el presidente sirio a la agencia de noticias rusa Sputnik. 

Recordando la historia reciente, Assad afirmó: “Turquía usó terroristas provenientes de diferentes países de Siria. Usaron el mismo método en Libia; utilizaron terroristas sirios en Libia, tal vez con otras nacionalidades”. Estos casos son suficientes, según él, para convencerse de que Turquía emplea tácticas similares cuando se trata de las hostilidades armenio-azeríes en curso.

Al descargar sobre el presidente turco Recep Tayyip Erdogan, Assad lo llamó "el principal instigador e iniciador" de las hostilidades de Nagorno-Karabaj.

“Resumiría su comportamiento como peligroso, por diferentes razones”, reflexionó el líder sirio.

La animosidad entre Siria y Ankara fue incrementada por la intervención turca desde 2016 en el norte de Siria, con el pretexto de salvaguardar las fronteras de Turquía de los insurgentes kurdos sirios. 

Las fuerzas turcas y sus aliados sirios rebeldes tomaron el control de grandes extensiones del norte de Siria, lo que provocó acusaciones de "ocupación" desde Damasco.

Hace 1 semana, Siria calificó a Turquía de "patrocinador del terrorismo" en la Asamblea General de la ONU. 

Los turcos que facilitaron la "entrada de decenas de miles de terroristas extranjeros en Siria" siguen apoyando a Jabhat al-Nusra y otras organizaciones terroristas, advirtió Assad. 

Armenia informó que "unos 4.000 militantes" cruzaron a Azerbaiyán desde Turquía, mientras que el presidente de Francia, Emmanuel Macron, avaló esta afirmación, citando "información confiable" de tal despliegue. 

Los irregulares sirios han utilizado la ciudad de Gaziantep, en el sur de Turquía, como puerta de entrada, informó. Una completísima investigación del diario británico The Guardian ofreció datos al respecto con lujo de detalles.

Gran perdedor de lo acontecimientos parece Rusia porque no está honrando el tratado militar con Armenia ni consigue ejercer presión sobre Azerbaiyán que le importa porque produce petróleo igual que Rusia.