icon

China apuesta por sumergir al e-yuan en la economía y ¿Europa se copia?

La moneda digital soberana china está desarrollándose en el Banco Popular de China (PBOC) y ya se ha utilizado para transacciones por más de 1.100 millones de yuanes, algo así como US$ 162 millones. Estas transacciones fueron parte de programas piloto según el vicegobernador del banco central, Fan Yifei.

La criptomoneda china denominada e-yuan ya encuentra lugar en la economía del país asiático. Está siendo estudiada y testeada en busca de terminar con el efectivo y pasar a un mundo de billeteras virtuales y pagos con un click.

Yifei dijo en una conferencia bancaria que ya se procesaron alrededor de 3,13 millones de transacciones utilizando el e-yuan. Además afirmó que ya ha sido sometido a una gran cantidad de pruebas en las principales ciudades como Shenzhen y Xiongan. En los próximos Juegos Olímpicos de Invierno e 2022 se hará una gran prueba de la moneda digital.

Los programas piloto lograron un "progreso positivo", con más de 6.700 casos de uso implementados a fines de agosto para transacciones que van desde el pago de facturas y el transporte hasta servicios gubernamentales, dijo Fan.

"El PBOC considera que el renminbi digital es una infraestructura financiera importante para el futuro", aseguró el funcionario.

La criptomoneda china se está utilizando para múltiples métodos de pago, códigos de barra, reconocimiento facial y transacciones de tipo tap-and-go. El SCMP informó que "el gobierno también usó paquetes rojos de e-yuan, en cooperación con el gobierno de Shenzhen, para recompensar a unos 5.000 trabajadores médicos y de atención médica involucrados en el tratamiento de Covid-19, la enfermedad causada por el coronavirus"

El conocido como Pago Electrónico en Moneda Digital impulsa a la segunda economía más grande del mundo hacia un lugar casi desconocido. Ese lugar es una sociedad sin efectivo que permite que las compañías y los consumidores paguen los bienes con billeteras electrónicas utilizando la seguridad de las criptomonedas, reemplazando así a los billetes tradicionales.

Más de 113.300 billeteras digitales personales y alrededor de 8.800 billeteras digitales corporativas se han abierto como parte de los programas piloto, dijo Fan.

Siguiendo el ejemplo de China, el Banco Central Europeo (BCE) se ha acercado un paso más a la búsqueda de un euro digital, convirtiéndose en el último banco central mundial en considerar seriamente la creación de una moneda digital.

El BCE explicó los posibles beneficios y peligros de un euro digital en un informe publicado a fines de la semana pasada, diciendo que debe diseñarse para evitar “efectos adversos sobre la política monetaria y la estabilidad financiera.