icon

La Meca abierta pero sólo para residentes locales, los extranjeros esperan a noviembre

La Meca sólo para residentes locales y con horario, quiere abrir a extranjeros desde noviembre. Un número muy pequeño y limitado de personas puso el domingo 04/10 la prenda de felpa blanca que simboliza la peregrinación musulmana y rodeó el lugar más sagrado del Islam en La Meca, luego de que Arabia Saudita levantara las restricciones al coronavirus que habían estado vigentes durante meses.

¿Quién lo ha visto y quién lo ve? Comparen las imágenes de las peregrinaciones pre pandemia hacia La Meca. El asunto es muy interesante porque, a riesgo de enojar a algunos, la verdad es que La Kaaba, el fragmento de meteorito recubierto de kiswa —tela de seda negra con caligrafías bordadas en oro con versos coránicos—, hacia el cual todos los musulmanes oran 5 veces al día, estaba desde antes que naciera Mahoma, cuando la ciudad, cuyo nombre completo es Marcaranca, que significa "Meca la Honrada", era politeista. Y cuando Mahoma se hizo monoteísta y derrotó a su propia familia y amigos, ahora enemigos, la transacción fue mantener La Kaaba como lugar sagrado porque la ciudad vivía del lugar de peregrinación.

El hach​ o hajj es la peregrinación que realizan los fieles musulmanes a La Meca, en Arabia Saudita. El musulmán debe peregrinar al menos una vez en la vida a la ciudad de La Meca, siempre y cuando tenga los medios económicos y las condiciones de salud necesarias. La economía de La Meca depende casi exclusivamente del dinero gastado por las personas que asisten al Hajj. Durante esta peregrinación, ingresan a la ciudad más de US$ 100 millones aunque el gobierno saudí gasta cerca de US$ 50 millones en servicios para los peregrinos, para un ritual que le permite liderar gran parte del Islam.

El Reino saudita había dado el raro paso a principios de marzo de suspender la peregrinación más pequeña ("umrah"), que se puede realizar en cualquier época del año y atrae a millones de personas de todo el mundo, ya que el coronavirus se transformó en una pandemia mundial y llevó a los países a imponer cierres y toques de queda para ralentizar la transmisión.

Pero a medida que las naciones comienzan a aliviar esas restricciones, el gobierno saudí comenzó el domingo 04/10 a permitir que un máximo de 6.000 peregrinos por día ingresen a la gran Mezquita en expansión en La Meca. Solo los ciudadanos y residentes sauditas podrán ingresar a la mezquita durante esta 1ra. fase de reapertura, y cada persona tiene hasta 3 horas para completar la peregrinación.

La Gran Mezquita, que está siendo esterilizada y limpiada varias veces al día, alberga la Kaaba en forma de cubo a la que los musulmanes practicantes rezan 5 veces al día.

Todos los peregrinos están obligados a caminar a la izquierda alrededor de la Kaaba 7 veces y tienen que intentar tocar la esquina de la Piedra Negra, en un ritual llamado Tawaf.

La dirección de la oración se conoce con el nombre de 'alquibla', que está representada por uno de los muros de la mezquita, fácilmente reconocible porque en él se abre el nicho llamado 'mihrab'.

Antes de que los visitantes puedan ingresar a la mezquita para rezar o realizar la 'umrah', deben solicitar y reservar una hora y fecha específicas a través de una aplicación en línea para evitar aglomeraciones y mantener el distanciamiento social. 

Los visitantes también pueden seleccionar sus medios de transporte y puntos de encuentro a través de la aplicación.

La televisión estatal mostró el domingo lo que parecían ser menos de 50 personas dando vueltas alrededor de la Kaaba al mismo tiempo y caminando a varios metros de distancia. Por lo general, la mezquita estaría llena de fieles de todo el mundo apiñados hombro con hombro en todo momento del día y de la noche.

La fase 2 para relajar las restricciones en la Gran Mezquita entra en vigencia el 18/10, lo que permitirá un máximo de 15.000 peregrinos y 40.000 para orar entre residentes y ciudadanos según los tiempos asignados a través de la aplicación.

A los viajeros musulmanes de fuera de Arabia Saudita se les podría permitir realizar la peregrinación de la umrah a partir del 01/11, dijo el Ministerio del Interior. 

Arabia Saudita comenzó recientemente a aliviar algunas restricciones a los vuelos internacionales por primera vez desde marzo.

El Reino llevó a cabo una peregrinación simbólica del hajj drásticamente reducido en julio debido a la preocupación de que fácilmente podría haberse convertido en un evento global de superpropagación del virus. Los peregrinos fueron seleccionados después de postularse a través de un portal en línea y todos eran residentes o ciudadanos de Arabia Saudita. 

En lugar de los más de 2 millones de peregrinos que el reino alberga para el evento anual, tan solo 1.000 participaron después de ser examinados para detectar el virus y puestos en cuarentena.

A pesar de tomar medidas tempranas y radicales para contener el virus, Arabia Saudita ha registrado casi 336.000 casos, incluidas 4.850 muertes.