icon

El covid-19 mató a Kenzo

El diseñador de moda Kenzo Takada, fundador de la casa de moda Kenzo, murió de Covid-19 a la edad de 81 años. Así lo anunció el portavoz de la marca, citado por France Info. El primer diseñador japonés que se instaló en París, se hizo famoso allí. "Kenzo Takada murió el domingo en el hospital estadounidense en Neuilly-sur-Seine", dijo un comunicado. El diseñador vendió la marca al grupo LVMH en 1993.

Julio 2019: “Trabajé duro desde los 70. Mi sueño era dejar de trabajar, hacer lo que quería. Me interesaba la pintura. Tengo sueños. Mi salud está bien. Me gusta emprender nuevos proyectos. El año entrante quiero hacer una exposición de pinturas. Necesito algo que me mueva.”

"Desde que comencé a trabajar con perfumes siempre ha sido muy importante el diseńo de la botella. No soy especialista en fragancias como tal, pero he aprendido mucho y siempre trabajo en estrecha colaboración. En Avon estuvo presente el aspecto floral que caracteriza a la marca. Desde que comencé a trabajar con perfumes me gustó ese aspecto alegre y su frescura." -¿Usted cree que ahora hay poca originalidad por cumplir metas comerciales? "En parte tiene usted razón, pero hay que decir que la moda sigue haciéndonos soñar. De todos modos, hay muchas grandes marcas que ahora diseńan con precios más cómodos y accesibles."

Kenzō Takada nació en Hyogo, el 27/02/1939.

Él desarrolló su amor por la moda leyendo las revistas de sus hermanas. Asistió brevemente a la Universidad de Kobe, donde se aburrió. En contra del deseo de sus padres ingresó a la academia de moda Tokio's Bunka Fashion College, que comenzó a aceptar hombres.

** "Nací en una localidad bombardeada durante la 2da. Guerra Mundial. El castillo que preside la ciudad es de color blanco, pero parecía gris. Crecí en la clásica casa japonesa, con un pequeño jardín y una madre que siempre vestía con kimono. Mis padres regentaban un local nocturno, el Naniwaro, en un barrio lleno de restaurantes y de geishas…".

** "A partir de los 10 años, empecé a ver películas en el cine del barrio. Me marcó mucho Mujercitas, la versión protagonizada por Katharine Hepburn. Me hizo descubrir lo que era la vida en Estados Unidos. Frente a nuestro aburrido día a día, fue algo que me hizo soñar."

** "Me gustaba dibujar. Quería estudiar Bellas Artes, pero las únicas escuelas estaban en Tokio o en Kioto y mis padres no tenían dinero para mandarme allí. Me puse a estudiar Filología Inglesa, pero no me hacía feliz. Un día vi en el periódico que una escuela de Tokio pensaba admitir a hombres en sus clases. Mis padres no lo aceptaron, pero trabajé durante meses como pintor de muebles para pagármelo. No les pedí un céntavo durante un año, así que lo terminaron aceptando."

Diplomado, en 1964 se instaló en París, donde inició su tarea de ingreso a la sociedad de la moda y diseñando en base a mezclar telas del mercado de pulgas porque no podía pagar más que eso.

** "No tenía medios para dedicarme a la alta costura. Lo entendí al ver los desfiles de los grandes, como Dior, Chanel o Balmain. Era magnífico, pero no era para mí. Tenía la intención de volver a Japón al cabo de unos meses, pero me dije que antes de hacerlo tenía que crear algo en París. De ahí nació la marca Jungle Jap [que en 1980 pasó a llamarse Kenzo]. Por aquel entonces, a la ciudad le faltaba color y estampados. No era como el Londres de los hippies y las minifaldas de Mary Quant. Solo se llevaban las camisas Cacharel… Yo elegí las telas de kimono que me había traído de Japón y con eso creé una primera colección. Si tuvo repercusión, fue por ser inesperada y libre." 

En 1970 llegó a la consagración, con su 1er. show en Vivienne Gallery; abrió su 1ra. tienda, "Jungle jap"; y logró una portada en ELLE para una de sus modelos. 

En 1971 llegó a Nueva York.

En 1972, él ganó el premio Fashion Editor Club of Japan: profeta en su tierra. 

Entre 1978 y 1981 innovó convirtiendo sus desfiles en shows temáticos. Él llegó a ingresar en un elefante.

En 1983 ingresó al negocio de indumentaria para hombres. 

En 1988, los perfumes femeninos Kenzo by Kenzo (comenzando por 'Ça Sent Beau o Huele bien) y 'L'eau' (El agua).

En 1991, perfume para hombres Kenzo pour Homme.
 
Pero el más exitoso fue en 2000, FlowerbyKenzo.

Al año siguiente comenzó con su línea de productos para el cuidado de la piel.

En 1993 le vendió a LVMH, el holding de lujo.

** "Vendí mi empresa porque el contexto era difícil: uno de mis tres socios murió, el otro tuvo un problema de salud, llegó la crisis económica… Pero entonces no pensé que quedaría desposeído de mi nombre para siempre. Veía escaparates donde ponía ‘Kenzo’, pero no era yo. Fue un largo luto, pero ahora lo llevo bien. Desde 2011 hay dos diseñadores [Carol Lim y Humberto Leon] que están haciendo un buen trabajo. A veces, incluso me veo reconocido en lo que hacen. Gracias a ellos, sigue existiendo el nombre de Kenzo."

En 1999 anunció su retiro en 1999 aunque en 2005, reapareció como diseñador de decoraciones presentando Gokan Kobo (taller de los 5 sentidos), una marca de vajilla, objetos del hogar y muebles.