icon

Información confusa desde la Casa Blanca sobre la salud de Trump

Sean Conley, el médico de la Casa Blanca, dijo en su primera conferencia de prensa que estaba "extremadamente feliz" con el progreso que había logrado el Presidente desde que ingresó en el hospital militar el viernes 02/10. Añadió que Trump había estado "libre de fiebre" durante 24 horas y estaba de buen humor. Pero Mark Meadows, jefe de gabinete de la Casa Blanca, dijo a los periodistas después que la situación del viernes había sido preocupante, mostrando que la Casa Blanca no había sido sincera cuando dijo que Trump tenía "síntomas leves".

Al menos 7 personas que asistieron a un evento de la Casa Blanca el 26/09 dieron positivo por el coronavirus. 6 de ellos, incluida la primera dama, Melania Trump, se sentaron en las primeras filas de una ceremonia de nominación para la jueza Amy Coney Barrett en el Rose Garden de la Casa Blanca. El 7mo. fue el propio Presidente. Pocas personas en la ceremonia al aire libre usaron máscaras o mantuvieron su distancia social. Buena reconstrucción del The New York Times.

Los expertos dicen que el tiempo más riesgoso que pasaron ese día los invitados fue en una recepción dentro de la Casa Blanca, donde el presidente Donald Trump se reunió con un grupo más pequeño de invitados. Él se mezcló con la jueza Barrett, su familia y republicanos prominentes en la Oficina Oval y en la Sala Diplomática. Las investigaciones han demostrado que la transmisión del virus tiende a ocurrir en interiores, y las reuniones donde los invitados no tienen máscaras y en espacios reducidos pueden ser una receta para eventos de “super propagación”. Una reconstrucción de NYT.

El médico de la Casa Blanca que supervisa el tratamiento de Donald Trump en el hospital Walter Reed sembró confusión sobre su salud el sábado al sugerir que el Presidente había contraído Covid-19 el miércoles, antes de lo que se pensaba.

En su conferencia de prensa fuera del hospital, el Dr. Sean Conley dijo que el Presidente llevaba 72 horas posterioes a su diagnóstico, sugiriendo que Trump había dado positivo el miércoles 30/09, no a última hora del jueves 01/10, tal como había dicho el presidente.

Después de que su comentario provocara más críticas de que la Casa Blanca estaba engañando al público, el Dr. Conley emitió un comunicado diciendo que había “usado incorrectamente el término 72 horas en lugar del día 3”.

El Dr. Conley también eludió las preguntas sobre si Trump había necesitado oxígeno. Si bien dijo que Trump "no estaba con oxígeno" en este momento, se negó repetidamente a decir si había recibido oxígeno en algún momento.

The Associated Press informó más tarde que a Trump le administraron oxígeno en la Casa Blanca antes de partir hacia Walter Reed.

El estado de salud del presidente Donald Trump no estaba claro ya que fue tratado en un hospital por coronavirus el sábado 03/10, y su médico dijo que sus síntomas estaban mejorando, pero una persona familiarizada con la situación advirtió que el día anterior había sido preocupante y que las próximas 48 horas serían fundamental para su recuperación.

Más confusión

En una sesión informativa frente al Centro Médico Militar Nacional Walter Reed, el Dr. Sean Conley dijo que los síntomas del Presidente (tos leve, congestión nasal y fatiga) estaban mejorando y que no había tenido fiebre en 24 horas. Pero no dio una fecha para el alta del Presidente y se negó a dar una respuesta definitiva sobre si Trump había recibido alguna vez oxígeno suplementario, a pesar de las reiteradas presiones.

Después de que el Dr. Conley concluyó su sesión informativa, una persona familiarizada con la salud del Presidente dijo a los periodistas: "Los signos vitales del presidente durante las últimas 24 horas fueron muy preocupantes y las próximas 48 horas serán críticas", según Associated Press, que atribuyó la declaración a Mark Meadows, jefe de gabinete de la Casa Blanca. También dijo: "Todavía no estamos en un camino claro hacia una recuperación completa".

El sábado por la noche, Trump tuiteó un video de él mismo hablando desde el interior del hospital, en el que agradeció a la gente por los mensajes de apoyo.

“Estoy empezando a sentirme bien. No sabe, durante el próximo período de unos días, supongo que esa es la prueba real, así que veremos qué sucede en los próximos días ”, dijo Trump, quien agregó que había ingresado al hospital porque no quería ponerse en cuarentena en la Casa Blanca.

“Este es el país más poderoso del mundo. No puedo estar encerrado en una habitación de arriba [en la Casa Blanca] y totalmente seguro y simplemente decir: 'Oigan, pase lo que pase'. No puedo hacer eso. Tenemos que afrontar los problemas”.

Algo más

Un recorte del The Washington Post:

** El equipo médico de Trump sugirió que el presidente sabía que dio positivo por el coronavirus antes de lo que se había informado. Sean P. Conley, el médico de Trump, dijo que llevamos "72 horas en el diagnóstico", lo que significa que el presidente podría haber dado positivo el miércoles. Más tarde, la Casa Blanca emitió un comunicado diciendo que Conley se había equivocado.

** El ex gobernador de Nueva Jersey, Chris Christie, quien ayudó a Trump a prepararse para el debate de la semana pasada, dijo el sábado que fue a un hospital como "medida de precaución" luego de dar positivo por el virus.

** Al menos 7 personas que estaban en un evento de Rose Garden anunciando la nominación de la jueza Amy Coney Barrett a la Corte Suprema han confirmado infecciones, incluido el senador Thom Tillis (RN.C.), el senador Mike Lee (republicano por Utah), ex asesor principal a Trump, Kellyanne Conway y al presidente de la Universidad de Notre Dame, John I. Jenkins.

** El líder de la mayoría en el Senado, Mitch McConnell (R-Ky.) Y la presidenta del Comité Judicial del Senado, Lindsey O. Graham (RS.C.), dijeron el sábado que la audiencia de confirmación del comité para la jueza nominada a la Corte Suprema Amy Coney Barrett avanzará. a partir del 12 de octubre, a pesar de que algunos miembros tienen el coronavirus.

** El director de campaña de Trump, Bill Stepien, la presidenta del Comité Nacional Republicano Ronna McDaniel y la principal asistente de la Casa Blanca, Hope Hicks, también dieron positivo.

Conejillo de Indias

Trump ha sido ampliamente criticado por su manejo de la pandemia, especialmente en los primeros meses, cuando el gobierno federal abandonó los estados para luchar por mascarillas, ventiladores y otros equipos necesarios para los cuidadores y los pacientes. Ese desempeño es su mayor debilidad en las elecciones del próximo mes contra su rival demócrata, el exvicepresidente Joe Biden, según muestran las encuestas.

Además de su suite en el hospital militar en Bethesda, Maryland, la ventaja más notable de la que disfruta Trump es el acceso a un tratamiento de anticuerpos experimental que se le ha dado a menos de 10 personas bajo el programa de "uso compasivo" que los médicos del Presidente obtuvieron de su fabricante, Regeneron Pharmaceuticals. Aproximadamente otras 2.000 personas han recibido el medicamento o un placebo porque están inscritos en el ensayo clínico de la compañía.

REGN-COV2 se clasifica como una terapia experimental porque el jurado aún está deliberando sobre si puede atacar con seguridad al COVID-19. La Administración de Drogas y Alimentos no ha emitido una autorización de uso de emergencia para el tratamiento, como lo ha hecho para el plasma convaleciente o el remdesivir.

"¿Ofrecemos terapias al Presidente de USA que no ofreceríamos a nadie más?", preguntó Peter Hotez, decano de la Escuela Nacional de Medicina Tropical de Baylor College of Medicine. “No conozco a los médicos que tomaron la decisión, pero es difícil para mí cuestionarlos. Si moría, el riesgo de seguridad sería extraordinario, especialmente por la forma en que las cosas están tan aceleradas con las teorías de la conspiración y todo lo demás. Pudo haber sido muy desestabilizador".