icon

Avanza Ley de Góndolas, pesa en los súper y piden discutir toda la cadena

En la Legislatura bonaerense avanzaron con la Ley de Góndolas. Pero el tema ha generado lío, pues no se trata solamente de establecer pautas de oferta, exhibición y publicidad de productos de diferentes rubros en góndolas de supermercado, sino que también consideran oportuno discutir "la cadena de comercialización" y la producción.

En provincia de Buenos Aires avanzaron sobre la norma genera contrapunto en los súper. El diputado César Valicenti dijo: “La Ley de Góndolas debe enmarcarse en un modelo económico para pensar la producción y discutir la cadena de comercialización de los alimentos”.

La norma pesa sobre supermercados y otras grandes superficies.


Sí, estamos hablando de la Ley de Góndolas que avanzó ayer en la Legislatura de la provincia de Buenos Aires.


Y es que, finalmente se aprobó por unanimidad la adhesión a la Ley de Góndolas, que obliga a las cadenas de supermercados a informar de forma más clara los precios, y a brindarle un espacio a productos regionales o artesanales de microemprendimientos y PyMes, cooperativas, organizaciones de la economía y agricultura familiar bonaerenses.


La iniciativa fue elevada al Senado.


Durante el debate, el diputado César Valicenti, del Frente de Todos remarcó “podemos analizar las góndolas, los supermercados y las marcas pero debemos pensar un modelo económico integral para discutir esa cadena de comercialización desde el apoyo real a la producción”.


Y explicó: "Si queremos analizar el último eslabón de la cadena económica que es el consumo tenemos que tener una mirada integral de la Economía (...) la Ley de Góndolas debe enmarcarse en un modelo económico para pensar la producción y discutir la cadena de comercialización de los alimentos”.


De ahí, que Valicenti remarcara: “Hoy vivimos un cambio institucional que tiene a un ministro de Producción como Augusto Costa que plantea una gestión con una impronta territorial y de aliado con los pequeños y medianos productores”.

 

Desde el cuerpo legislativo, afirman que la intención es lograr un balance en las relaciones comerciales entre las cadenas de supermercados y los proveedores, pero ya estos dos -al menos en lo nacional- han fijado su postura y se sabe de sus contrapuntos.


Recordemos que, cuando se discutía la Ley a escala Nacional, entre los supermercados se quejaban por los costos que esto generaría, pues la mayor parte de los comercios no quedaría sometido a estas nuevas normas y, también dijeron -en esa oportunidad- que, no en todos los productos existe variedad suficiente como para alcanzar los estándares fijados.


El presidente de la Federación Argentina de Supermercados y Autoservicios (FASA), Víctor Palpacelli, ya había considerado que, tal Ley, sería "difícil de sostener en el tiempo, sin perjudicar a ningún sector", por ello era necesario evaluar la situación de todos los sectores de la cadena de comercialización.


"El supermercado no debería ser el lugar donde se ajusta todo", indicó en febrero 2020.