icon

El acuerdo Vaticano / China seguirá siendo secreto 2 años más

Mike Pompeo tuvo su 2da. cita en el Vaticano tras su encuentro con el Papa Francisco hace 1 año. Él es un invitado muy puntual: tras la visita a la Comunidad de Sant'Egidio en Roma, donde recibió la solicitud de interceder ante Donald Trump para otorgar el perdón a 4 presos estadounidenses condenados a muerte, a las 11:20, en su camioneta blindada con vidrios polarizados, cruzó los Muros Sagrados, con una procesión de 4 vehículos. Él ingresó al Estado Pontificio por una entrada lateral, mientras las fuerzas policiales vigilaban y bloqueaban via della Conciliazione, creando así una cortina que confundió a los periodistas. En el Cortile di San Damaso se presentó con barbijo de "barras y estrellas". Lo recibió monseñor Guillermo Karcher. Sin apretones de manos para evitar el riesgo de contagio, solo saludos y asentimientos de cortesía. Estuvo presente la embajadora Callista Gingrich, esposa de Newt, exlíder del Partido Republicano en la Cámara.

En el diálogo Pompeo-Parolin (la doble P, la gente mala le llama La P Due, por aquella otra famosa logia Propaganda Due) "se aplicó el principio de desacuerdo expresado cortésmente", deslizó un sacerdote importante. El diálogo se desarrolló en "un ambiente relajado". Incluso el "canciller" Paul Richard Gallagher se deshizo de la irritación del día anterior, cuando insinuó que la Administración estadounidense había actuado unilateralmente en la organización del simposio en la Embajada estadounidense en el Vaticano, donde estallaron chispas.

"Estimado Mike Pompeo, es inútil insistir en pedirnos que no renovemos el acuerdo con China. Puede decirle a su presidente Trump que tenga paz en su corazón. El Vaticano sigue recto por el camino del acuerdo con Beijing", escribió Domenico Agasso Jr. en Vatican Insider (diario La Stampa). 

"No son palabras literales del cardenal secretario de Estado, Pietro Parolin, sino el resumen del cara a cara de ayer por la mañana (011/10) en los Palacios Sagrados en el que "las partes expusieron sus respectivas posiciones sobre las relaciones con la República Popular", explican desde la Santa Sede, agregó Agasso. 

Su interpretación: "En el código de la diplomacia, en particular el eclesiástico, esta aclaración sobre las diferentes (en este caso diametralmente opuestas) ideas está lejos de ser frecuente, y confirma que, en las Sagradas Cámaras, fue fuerte el deseo de aclarar y reaccionar a las entradas rectas del frente estadounidense. Y eso fue, con la aclaración más importante: el concordato con China es una cuestión eclesial "genuina". Lean entre líneas: los tuits y las reiteradas solicitudes de cambio del secretario de Estado de Estados Unidos, con ejemplos sibilinos como la comparación instrumental con el pontificado de Wojtyla, fueron considerados una interferencia."

Algo más del prestigioso especialista en temas vaticanos: "Y efectivamente, unas horas después Parolin confirmó que "las posiciones siguen distantes". Antes de participar en la presentación del libro del padre Enzo Fortunato -«La túnica y la sotana»-, el cardenal precisó que «todos buscamos la libertad religiosa, diferimos de método» con respecto a Estados Unidos. Y que quede claro: "Reclamamos de nuestra parte la elección del Papa y la libertad para seguir avanzando". 

El encuentro Parolin / Pompeo, "salió bien -asegura la fuente vaticana (no olvidar que Tornielli, el editor en jefe vaticano fue compañero de Agasso en Vatican Insider- en el sentido de que mantuvimos una conversación cordial en la que Pompeo expresó los motivos por los que hizo estas intervenciones y le explicamos los motivos por los que debemos seguir adelante por el camino" (de la distensión con Beijing). 

Parolin explica que "mientras el acuerdo entre el Vaticano y China" sobre el nombramiento de obispos "sea ad experimentum, seguirá siendo secreto, por lo que debería permanecer secreto durante otros 2 años".

Su esperanza es "que siga funcionando y que funcione aún mejor y que exista la posibilidad de nombrar obispos incluso para los puestos vacantes".