icon

La COVID compromete más la salud en ciudades con polución

Así lo afirmó la vocera de la OMS, Maria Neira, directora de Salud Pública y Medio Ambiente de la organización. 

Organizaciones ambientalistas ya advirtieron desde el inicio de la pandemia que el coronavirus se propaga con más rapidez y gravedad en entornos de elevada contaminación atmosférica.

La polución o contaminación ambiental expone a los habitantes de las grandes ciudades a mayores riesgos de enfermedades, no sólo respiratorias sino de múltiples sistemas del organismo. 


Así advirtió hoy Maria Neira, la directora de Salud Pública y Medio Ambiente de la Organización Mundial de la Salud (OMS), un acto virtual organizado por Nueva Economía Fórum.

"Si destruimos la naturaleza, que es nuestra fuente de vida, causaremos problemas muy graves de salud publica y atentaremos contra nosotros mismos", sentenció. 

Asimismo llamó a entender "que la destrucción del medio ambiente es ese consumo imparable, el tráfico y comercio de animales salvajes, las prácticas agrícolas intensivas y contaminantes, la deforestación, la contaminación de plásticos".

Respecto a la pandemia de COVID-19, Neira afirmó que a este virus como a otros "les dimos las mejores condiciones posibles y no perdieron la oportunidad".

La solución para la vocera de la OMS está entonces en "cambiar la forma de generar energía y pasar a sistemas limpios y renovables". Para esto se requiere también "una alimentación más sostenible", agricultura "inteligente" y menos población en las urbes, de modo que no sean diseñadas en función de los vehículos sino de las personas.