icon

La merma de la ayuda estatal sube el desempleo y la recesión

Los ingresos personales estadounidenses cayeron un 2,7% en agosto después de la finalización de las prestaciones por desempleo de emergencia para millones de estadounidenses, lo que generó temores de que un menor consumo podría frenar la recuperación económica. Según datos de la Oficina de Análisis Económico del Departamento de Comercio, la caída de los ingresos fue de US$ 543.500 millones y fue mayor de lo que los economistas esperaban. El dato es relevante cuando tanto Brasil como la Argentina se plantean reducciones en el volumen de la asistencia en la crisis.

Una caída en los ingresos de los hogares y los despidos persistentemente altos amenazan con desacelerar aún más la recuperación económica estadounidense, que ya parece estar perdiendo impulso a medida que continúa la pandemia. Los ingresos personales cayeron 2,7% en agosto a causa de menores asistencias al desempleo. Y 837.000 trabajadores más solicitaron una compensación por desempleo la semana pasada después de haber sido despedidos recientemente, dijo el Departamento de Trabajo. En total, 12 millones ya reciben seguro de desempleo.

Una caída en los ingresos de los hogares y los despidos persistentemente altos amenazan con desacelerar aún más la recuperación económica de USA, que ya parece estar perdiendo impulso a medida que continúa la pandemia.

Los ingresos personales, lo que los hogares recibieron de salarios, inversiones y ayuda del gobierno, cayeron un 2,7% en agosto debido a que se redujeron los controles de desempleo mejorados, informó el Departamento de Comercio. 

Mientras tanto, otros 837.000 trabajadores solicitaron una compensación por desempleo la semana pasada después de haber sido despedidos recientemente, dijo el Departamento de Trabajo. 

En total, casi 12 millones de trabajadores reciben compensación por desempleo a través de programas estatales regulares.

Desde finales de marzo hasta julio, los estadounidenses desempleados recibieron US$ 600 a la semana, o US$ 2.400 al mes, además de sus beneficios normales por desempleo. Según una acción ejecutiva del presidente Donald Trump, los trabajadores desempleados recibieron US$ 300 adicionales por semana durante no más de 6 semanas a partir de la semana que terminó el 01/08.

Desempleo

Hubo una desaceleración en el crecimiento del consumo al 1% en agosto, del 1,5% en julio, y una caída en la tasa de ahorro al 14,1% en agosto desde el 17,7%: los estadounidenses se ven obligados a echar mano de sus ahorros.

El nivel de solicitudes semanales de desempleo muestra que los despidos siguen siendo persistentes en algunas industrias, y más empresas anunciaron recortes esta semana. 

American Airlines Group Inc. y United Airlines Holdings Inc. dijeron a los empleados que seguirán adelante con más de 32.000 recortes de empleos, luego de que los legisladores no pudieron ponerse de acuerdo sobre un paquete amplio de alivio de las consecuencias económicas del coronavirus. 

La aseguradora Allstate Corp. dijo que planificaba despedir a 3.800 empleados. Walt Disney Co. anunció el miércoles despidos permanentes de 28.000 trabajadores de parques temáticos que anteriormente estaban en licencia temporal.

La caída en los ingresos de los hogares y los despidos persistentemente altos amenazan con desacelerar aún más la recuperación económica de USA, que ya parece estar perdiendo impulso a medida que continúa la pandemia.

El nivel de solicitudes semanales de desempleo muestra que los despidos siguen siendo persistentes en algunas industrias, y más empresas anunciaron recortes esta semana. 

Un paquete de emergencia

Las cifras destacan cuán importantes han sido las medidas de estímulo fiscal para la economía de USA mientras se recuperaba de los aislamientos de la pandemia. Ese apoyo del gobierno ahora se ha desvanecido después de que un choque político en Washington impidiera la aprobación de nuevas medidas de alivio económico.

Nancy Pelosi, representante demócrata por California y presidenta de la Cámara Baja, y Steven Mnuchin, secretario del Tesoro, no anunciaron logros en el último esfuerzo para llegar a un compromiso.

"Tenemos la esperanza de que podamos llegar a un acuerdo porque las necesidades del pueblo estadounidense son tan grandes", dijo Pelosi, "pero tiene que haber un reconocimiento de que se necesita dinero para hacer eso y se necesita el lenguaje correcto para garantizar está bien hecho". 

Los republicanos y la Casa Blanca se han resistido a más grandes pagos para mejorar las deterioradas finanzas de las autoridades estatales y locales.

"El principal motor de la actividad económica corre el riesgo de estancarse a medida que la economía da la vuelta a la última curva de 2020", escribió Gregory Daco, economista jefe en Oxford Economics "Con la compensación creciendo a un ritmo más lento y las transferencias gubernamentales disminuyendo, los consumidores recurrieron a sus ahorros para financiar sus desembolsos; esta no es una realidad sostenible".

El desempleo

La recuperación del mercado laboral también está mostrando signos de desaceleración desde el verano boreal. Los empleadores hasta agosto han generado alrededor de 11 millones de puestos de trabajo, la mitad de los 22 millones perdidos al comienzo de la pandemia. La mayor generación ocurrió entre mayo y julio.

Los economistas encuestados por el informe de empleos de septiembre del proyecto The Wall Street Journal, que se publicará el viernes 02/10, mostrarán una ganancia de 800.000 puestos de trabajo y una tasa de desempleo del 8,2%, ligeramente por debajo del 8,4% del mes anterior.

El fuerte gasto de los consumidores ayudó a impulsar la economía en el 3er. trimestre que terminó el miércoles 30/09. Los economistas estiman que el Producto Interno Bruto de USA, creció a una tasa anual del 30% o más entre julio y septiembre.

Sin embargo, pocos economistas esperan que persista el sólido crecimiento del 3er. trimestre, en gran parte porque es posible que la capacidad y la voluntad de los estadounidenses para gastar no se mantengan. 

La empresa de pronósticos IHS Markit proyecta que el crecimiento de la producción estadounidense se desacelerará a una tasa anual del 2,5% en el 4to. trimestre.