icon

Sorprende a USA un debate presidencial tercermundista, ejemplo de USA 2020

Luego de una gestión horrible de la pandemia, del regreso del racismo con un supremacismo que cree que Donald Trump es "su Presidente", de la injusticia que plantea la salud pública, del asesinato de la globalización ¿qué otra cosa podía esperar USA que un debate sin decoro? Aquello que escandaliza a algunos estadounidenses sobre el debate es la exhibición de la realidad.

Donald Trump y Joe Biden: ¿Qué esperaban?

Fue un caótico intercambio de 90 minutos, un desencuentro desconocido en la política estadounidense moderna.

El presidente Donald Trump y su rival, Joe Biden, participaron en el 1ro. de los 3 debates previstos antes de las elecciones generales. En esta ocasión fue en Cleveland, y de transcurso tan polémico y lleno de interrupciones que era casi imposible de ver. 

Donald Trump, quien va detrás en las encuestas y necesita revivir su campaña, salió a la ofensiva. 

El Presidente tuvo la estrategia de un retador, reflejando que Trump necesita cambiar el curso de los acontecimientos, más que Biden.

La estrategia de Biden también fue clara: ceñirse a sus puntos de conversación, tratar de no involucrarse mucho y negarle a Trump lo que quería.

Biden hizo referencia a un informe de noticias reciente en el que el Presidente había llamado a los estadounidenses que murieron en la guerra "perdedores" y "tontos". El Presidente ha negado las afirmaciones .

“Mi hijo estaba en Irak. Pasó un año allí. Obtuvo la estrella de bronce”, dijo Biden. “No era un perdedor. Era un patriota".

El Presidente interrumpió para decir que Hunter Biden fue dado de baja del ejército por consumo de cocaína, lo que provocó que un señor Biden visiblemente molesto respondiera: “Mi hijo, como mucha gente, como mucha gente que conoces en casa, tenía un problema de drogas. Lo ha superado. Lo ha arreglado. Ha trabajado en ello y estoy orgulloso de él".

Biden

Sin embargo, Biden perdió la calma en algunos momentosa: "¿Quieres callarte, hombre?" O: "Es difícil hablar con este payaso, perdón, esta persona". O: "Sigue ladrando, hombre".

Trump intervino con tanta insistencia, impidió tanto el diálogo, que Joe Biden apenas pudo responder las preguntas que se le hicieron, lo que obligó al moderador, Chris Wallace de Fox News, a instar repetidamente al Presidente a que dejara hablar a su oponente..

"¿Quieres callarte, hombre?" le exigió Joe Biden a Trump en un momento con evidente exasperación. "Esto es tan poco presidencial".

También atacó a Trump: “Eres el peor Presidente que ha tenido USA”.

Y Trump se la devolvió: "En 47 meses he hecho más de lo que tú has hecho en 47 años".

En un momento dado, Trump trató de intervenir diciendo: "¿Puedo ser honesto?". Biden respondió: "Intenta ser honesto".

Biden evitó algunos de los momentos incómodos que marcaron algunas de sus actuaciones en el debate demócrata.

En las encuestas aparece regularmente que incluso algunos de los partidarios de Trump creen que él no hizo un buen trabajo en la pandemia.

Biden fue a ese punto.

Triquiñuelas

El moderador Chris Wallace, un presentador de Fox News que había dicho antes del debate que intentaría ser una presencia invisible en el escenario, luchó por controlar las disputas, pidiendo repetidamente a los candidatos que dejaran de hablar entre ellos y sus preguntas. En medio de las repetidas interrupciones de Trump, Biden parecía inquieto por momentos, moviendo la cabeza con incredulidad.

Trump fue el bulldog de 2016 pero muchos electores suyos aquella vez, están hartos o quizás cansados de los arrebatos casi diarios del Presidente. 

El exvicepresidente, Biden, decidió tratar de ignorar a Trump hablando directamente a la cámara. Pero también llamó a Trump "mentiroso, "payaso" y "racista".

Trump salpicó sus comentarios con afirmaciones engañosas y mentiras descaradas, prediciendo que una vacuna contra el coronavirus era inminente cuando sus propios asesores principales de salud dicen lo contrario.

Además, él afirmó que su revocación de los estándares de eficiencia de combustible no aumentaría la contaminación e insistió en que una asesora política, Kellyanne Conway, no había descrito los disturbios como útiles para la campaña de Trump, cuando ella lo hizo en televisión, a la vista de todos.

Ante una pregunta de Biden en asuntos de ley y orden, Trump se negó a condenar a la "supremacía blanca" y los grupos extremistas de derecha. 

Cuando Wallace le preguntó si estaría dispuesto a hacerlo, Trump respondió: "Claro" y les pidió a ambos que nombraran un grupo al que les gustaría que denunciara.

Covid-19

Con más de 200.000 estadounidenses muertos debido al coronavirus, Biden acusó a Trump de no advertir al público sobre la pandemia, y el Presidente dijo que lo hizo porque no quería que los estadounidenses entraran en pánico.

“No, él entró en pánico”, dijo Biden a los espectadores, hablando a la cámara. "Él entró en pánico".

El Presidente fue cuestionado sobre su respuesta al virus, diciendo que fue "culpa de China" y que sus acciones evitaron más muertes. “Hemos hecho un gran trabajo”, se defendió él.

El Presidente se puso a la defensiva por un informe reciente en el New York Times de que pagó US$ 750 al año en impuestos federales sobre la renta tanto en 2016 como en 2017, y ningún impuesto sobre la renta en 10 de los 15 años anteriores. 

El Presidente insistió en que pagó "millones de dólares".

“Muéstrenos sus declaraciones de impuestos”, dijo Biden. Trump no ofreció una respuesta convincente.