icon

En qué consiste la terapia para la anosmia por COVID-19

Algunos pacientes pueden seguir padeciendo la pérdida de olfato a pesar de haber sobrepasado la enfermedad. Este síntoma puede afectar en gran manera la calidad de vida porque obstaculiza la relación del propio cuerpo con el entorno. 

La pérdida de olfato es un síntoma que afecta al 40-80% de las personas con coronavirus.

La pérdida de olfato, o anosmia, no es nada nuevo en la sintomatología médica, también es común en casos de infecciones virales, traumatismos o gripeEste signo es uno de los más comunes en personas con COVID-19 ya que las estadísticas han llegado a señalar que afecta hasta al 80% de los infectados


En general suele desaparecer con el mismo virus, pero en algunos casos persiste más allá de la propia enfermedad. En estas personas el tratamiento debe iniciarse inmediatamente para evitar que se extienda por más tiempo, ya que incluso existe la posibilidad de que se continúe por meses o años en casos extremos. 


La principal causante de la anosmia es la inflamación de las células olfatorias, aunque también puede ser provocada por muerte celular u otros daños en los receptores. 


Antes de la pandemia era un síntoma muy poco conocido y no había datos que lo releven. Actualmente se volvió un problema frecuente, así como también la necesidad de abordarlo médicamente.


El tratamiento consiste en ejercicios en los que se expone al paciente a estímulos olfativos de gran intensidad. Luego se trabaja sobre la asociación neurológica a través de un interrogatorio, que también definirá la gravedad de la condición. 


De esta forma, la rehabilitación consistirá en sesiones de pocos minutos al día, por varias semanas, o el tiempo adecuado al paciente. A menudo también se aconsejan actividades domiciliarias. 


Una característica clave es que el profesional médico o terapista ocupacional usará aromas significativos para la persona, ya que el enfoque busca evocar la memoria y desarrollar la neuroplasticidad. 


Además, incluye acompañamiento psicológico si se vio afectado el ánimo o autoestima. Ante la identificación de anosmia prolongada se recomienda consultar con un otorrinolaringólogo. 


Fuente: Infobae