icon

Esto le sucede al cuerpo al dejar de fumar

En el Día del Corazón se recuerda que el tabaquismo es una de las primeras causas relacionadas a enfermedades cardiovasculares y es responsable de un tercio de muertes por este tipo de enfermedades en el mundo.

A pesar del descenso sostenido del tabaquismo en Argentina de la última década, la OMS estima que más de 44 mil personas mueren cada año en nuestro país por enfermedades relacionadas al cigarrillo.

Ha sido extensamente probado que fumar nicotina aumenta el riesgo de padecer cánceres como el de pulmón, afecciones respiratorias y cardiovasculares como ACV y enfermedad coronaria. 

Además no sólo afecta a la persona sino a quienes lo rodean. Hoy, en el Día del Corazón, una vez más se alienta a la población a abandonar esta conducta altamente dañina. 

Estos son los efectos al dejar de fumar después de:

- 20 minutos: Mejora la presión arterial y el ritmo cardíaco.

- 8 horas: Se reducen a la mitad los niveles de nicotina y monóxido de carbono en la sangre y el de oxígeno se aproxima al normal.

- 24 horas: Disminuye el riesgo de infarto miocardio y los pulmones empiezan a remover mucosidad. Se respira mejor.

- 48 horas: Se recupera la capacidad de oler y saborear. La nicotina desaparece del organismo.

- 3 días: Aumenta la capacidad pulmonar, reduciendo la tos y aumentando la sensación de bienestar.

- 15 días: Mejora de forma generalizada la presión sanguínea. Desaparece la dependencia física de la nicotina. Mejora el aspecto de la piel.

- De 1 a 2 meses: La presión arterial recupera sus valores normales.

- De 3 a 6 meses: Aumenta la capacidad de resistencia a las infecciones. Se consolida la conducta no fumadora en tu vida cotidiana.

- 8 meses: Disminuyen los problemas respiratorios y la fatiga.

- 12 meses: El riesgo de sufrir un ataque cardíaco se reduce a la mitad.

- 5 años: El riesgo de sufrir un ataque al corazón es similar al de un no fumador.

- 10 años: El riesgo de sufrir algunos canceres es similar al de alguien que no haya fumado nunca.