icon

Impresionantes olas de basura en las playas de Honduras

Toneladas de desechos provenientes de ríos de Guatemala confluyeron en las playas de Omoa. Las biobardas no fueron suficientes en esta ocasión. 

Así se vieron las playas de Omoa durante los últimos días.

El sistema de "biobardas" son botellas plásticas contenidas por redes que constituyen barreras para la basura flotante.

La semana pasada las playas de Omoa recibieron toneladas de desechos que viajaron por agua casi 500 kilómetros y cruzaron de un país a otro. 


La región afectada se ubica al norte de Honduras y los plásticos y materiales desechados fueron arrastrados al mar desde el río Motagua, que es una vertiente del mar Caribe que discurre principalmente por Guatemala.

Aunque han ocurrido evento similares previamente, en este caso se agravó por la intensidad de las lluvias en todo Centroamérica. 

De hecho, en Guatemala habían instalado en los últimos años una serie de "biobardas", un invento artesanal que consiste en una barrera de botellas de plástico flotantes que impiden que la basura avance. 

Sin embargo, en esta ocasión la estrategia no alcanzó sino que los desechos sobrepasaron la capacidad de retención. Los hondureños han exigido que el país vecino se responsabilice.

El gobierno de Tegucigalpa afirmó que el desastre afecta al ecosistema marino y a las economías regionales costeras, tanto pesqueras como turísticas. Actualmente ambos países aseguraron que están trabajando en conjunto para remediar los daños.