icon

Los mercenarios resultan un tema clave en las batallas entre Armenia y Azerbaiyán

"Armenia debe detener de inmediato sus ataques, devolver a los mercenarios y terroristas que trajo del extranjero y retirarse de las tierras de Azerbaiyán", dijo el ministro de Defensa turco, Hulusi Akar. Pero el embajador de Armenia en Rusia, Vardán Toganián, dijo: "Turquía trasladó alrededor de 4.000 militantes desde Siria a Azerbaiyán. Ya están combatiendo del otro lado [de Azerbaiyán]. Los preparan en campamentos de militantes y los trasladan allí", dijo el embajador. El Ministerio de Defensa de Azerbaiyán declaró el mismo día que las personas que llegaron de Siria y otros países de Oriente Medio están luchando del lado de Armenia.

El 27/09 se desataron las hostilidades con el uso de artillería, aviación y sistemas de misiles a lo largo de la línea de contacto que separa a las fuerzas armenias y azerbaiyanas en Nagorno Karabaj. Ambos bandos se acusan de haber iniciado esta espiral bélica sin precedentes desde abril de 2016.

El embajador de Armenia en Rusia, Vardán Toganián, dijo que Armenia no solicitará la asistencia de la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva (OTSC) tras la escalada de la situación en Nagorno Karabaj.

El diplomático agregó que la situación en torno a Nagorno Karabaj requiere una intervención rápida por parte de los copresidentes del Grupo de Minsk, establecido en el marco de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa y copresidido por USA, Rusia y Francia.

"La situación está clara y requiere una intervención rápida por parte de los copresidentes, así como que Turquía deje de interferir de manera agresiva en los asuntos de la región", afirmó.

Toganián comunicó que hubo conversaciones telefónicas entre el 1er. ministro armenio, Nikol Pashinián, y el presidente de Rusia, Vladímir Putin: así como entre el ministro de Exteriores armenio, Zograb Mnatsakanián, y su par ruso, Serguéi Lavrov, para "informar sobre la situación, presentar la visión del Gobierno de Armenia y las medidas que toma, así como los planes de los militares".

El embajador enfatizó que "aún no se trata de la asistencia militar externa a Armenia".

Los miembros de la OTSC, fundada en 2002, son Armenia, Bielorrusia, Kazajistán, Kirguistán, Rusia y Tayikistán.

El Kremlin instó a Azerbaiyán y Armenia a detener toda actividad militar que pudiera aumentar aún más las tensiones sobre el territorio de Nagorno-Karabaj y dijo que los combates eran motivo de grave preocupación en Moscú.

El portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, dijo que Moscú estaba siguiendo la situación muy de cerca y que el conflicto tenía que resolverse mediante la diplomacia.

Adhirió Irán: el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de Irán, Saeed Khatibzadeh, dijo que la política de Irán de facilitar las conversaciones entre Armenia y Azerbaiyán y evitar el conflicto militar permanece sin cambios.

Hasta ahora, 3 cohetes disparados como parte del conflicto han caído en suelo iraní, según Ali Amiri Rad, gobernador de un pequeño condado cerca de la frontera con Azerbaiyán llamado Khoda Afarin. Dijo que no estaba claro quién disparó los cohetes y que no hubo víctimas ni daños ya que el área donde aterrizaron no era residencial. 

El canciller iraní, Mohammad Javad Zarif, tuvo 2 llamadas telefónicas separadas con sus homólogos en Armenia y Azerbaiyán y los invitó a mantener conversaciones dentro del marco de las normas internacionales.