icon

Envidia argentina: El FMI aprueba a Colombia y le estira a US$ 17.200 millones el préstamo

El Directorio Ejecutivo del Fondo Monetario Internacional (FMI) aprobó la solicitud de las autoridades de Colombia para ampliar el acceso de su actual acuerdo en el marco de la Línea de Crédito Flexible (LCF) a aproximadamente US$ 17.200 millones (el equivalente a 600% de la cuota de Colombia, que en DEG es 12.267 millones. 

Antoinette Sayeh, subdirectora gerente y presidenta interina del Directorio del FMI.

La decisión del FMI representa un aumento de US$ 6.200 millones (DEG 4.417 millones) en relación con el acuerdo de 2 años aprobado el 01/05/ 2020. La línea de crédito aprobada en mayo había mantenido el nivel de acceso constante con respecto a la LCF que había sido aprobada en 2018.

Aclaremos:

** La LCF (Línea de Crédito Flexible) fue creada por el Fondo Monetario Internacional el 24/03/2009 como parte de una profunda reforma de los mecanismos de préstamo del organismo multilateral. 

** La LCF está concebida para prevenir crisis, ya que ofrece la flexibilidad de utilizar los recursos en cualquier momento. 

** Los desembolsos no se escalonan ni están condicionados al cumplimiento de metas de política económica, como ocurre con los programas tradicionales respaldados por el FMI. 

** Este generoso acceso con desembolso inicial y exento de condicionalidad, al que los miembros pueden acceder en cualquier momento, se justifica gracias al historial altamente sólido de los países con derecho a utilizar la LCF, que permite confiar en que seguirán aplicando políticas económicas firmes.

Explicación del FMI:

** "La ampliación se aprobó en vista de que Colombia sigue cumpliendo con los criterios para acceder a la LCF gracias a su muy sólido marco institucional y buena trayectoria de desempeño económico e implementación de políticas, y en un entorno en el que los riesgos externos han aumentado. A su vez, el impacto de la pandemia asociada al COVID-19 ha resultado más adverso de lo previsto que a principios de mayo."

** "La LCF está concebida para hacer frente a presiones sobre la balanza de pagos reales y potenciales y para ayudar a afianzar la confianza del mercado. Sumada al holgado nivel de reservas internacionales del que dispone Colombia, la LCF ofrece un seguro adicional contra riesgos a la baja".

Colombia

La subdirectora gerente y presidenta interina del Directorio, Antoinette Sayeh, declaró:

** “Colombia tiene marcos de políticas muy sólidos —anclados en un tipo de cambio flexible, un régimen de metas de inflación creíble, una eficaz supervisión y regulación del sector financiero, y una regla fiscal estructural— que siguen siendo un pilar para el país y han permitido a las autoridades responder de manera coordinada y oportuna a la pandemia de COVID-19."

** “La economía colombiana se ha visto más afectada por la pandemia de lo que se había previsto en mayo, al momento de aprobarse el acuerdo vigente en el marco de la Línea de Crédito Flexible (LCF), y ahora se prevé que este año atraviese por la mayor recesión que se haya registrado."

** “El deterioro mayor de lo previsto de la situación macroeconómica y fiscal debido a la pandemia ha dado lugar a necesidades de balanza de pagos mayores que las previstas en mayo. Además, los riesgos externos son más altos y permanecen sesgados a la baja en medio de un entorno externo excepcionalmente débil que aumenta la vulnerabilidad de Colombia a precios de las materias primas aún más bajos, volatilidad adicional del mercado financiero y un mayor deterioro de la crisis venezolana. El aumento del acceso en el marco del actual acuerdo LCF ayudará a Colombia a gestionar los mayores riesgos externos, proteger los esfuerzos en curso para responder de manera eficaz a la pandemia, continuar integrando a los migrantes de Venezuela, fomentar el crecimiento inclusivo y reducir las vulnerabilidades externas."

** "Colombia ha expresado su intención de usar parcialmente la línea de crédito para apoyo presupuestario con el fin de ayudar a responder eficazmente a la pandemia. Las autoridades también han manifestado su intención de tratar la mayor parte del acuerdo LCF como precautorio y siguen comprometidas con una estrategia de salida gradual del instrumento a medida que los riesgos globales excepcionales retrocedan claramente.”