icon

Denunció a un sacerdote por abuso y acusó al Papa de encubrimiento

Su propio tío perpetuó el abuso cuando era un niño. Este año hizo la denuncia pública y penal e incluyó testimonios que demuestran el encubrimiento de Bergoglio.

Sergio Decuyper denunció a su tío, el cura José Francisco Decuyper, por abuso. También acusó al Papa Francisco de encubrimiento.

Sergio Decuyper realizó el sábado pasado una denuncia penal por abuso sexual contra su propio tío, el cura José Francisco Decuyper. Por Skipe el denunciante pudo exponer frente al Poder Judicial de Entre Ríos.

“El abuso fue en 1982. En la casa de mis abuelos paternos, un fin de semana que mi tío vino de visita. El abuso fue en el baño. Él ya era sacerdote, trabajaba en el Seminario de Paraná”, expresó la víctima a un medio nacional.

También contó sobre el contacto que tuvo con la diócesis al medio Entre Ríos Ahora:

“Me comuniqué primero con el Arzobispado de Paraná para anoticiarlos. Les pedí que me consiguieran la audiencia en la Congregación para la Doctrina de la Fe -donde recaen las denuncias por pederastia del clero-, pero no hicieron nada”.

Además narró que había enviado una carta a la Santa Sede en respuesta Bergoglio se comunicó con él el 19 de marzo de 2019. Dos meses después se reunió con el Papa.

Me habló de que tenía que tener confianza (en el arzobispo de Paraná, Juan Alberto Puiggari), que no lo hiciera público porque los periodistas son unos hipócritas y que mi homosexualidad es una enfermedad. Me pidió que volviera con mi esposa, que siguiera trabajando, y llevar todo este caso en silencio. Ese es el consejo que me da el Papa. Yo salí destrozado de esa audiencia. Fue después de esa reunión con el Papa que inicié terapia. Me explotó la cabeza”, declaró Decuyper.

Asimismo denunció que a principios de este año el monseñor Puiggari lo llamó y le aconsejó cerrar la investigación: “Me dijo que había que cerrarla por temas de salud de mi tío”.

Sin embargo, al contrario de lo aconsejado, avisó al arzobispo que había decidido hacerlo público. El 9 de septiembre la víctima asistió a una audiencia general en el Vaticano y el Papa se detuvo para decirle “no denuncies. Tu tío está perdido, tu tío tiene demencia”.

Luego de intentar volver a contactar con Bergoglio sin éxito, decidió denunciar penalmente a su tío por abuso sexual, y acusó a Francisco por encubrimiento.


Fuente: Agencia de Noticias Redacción (ANRed)