icon

Fatah y Hamas van elecciones en marzo 2021

Las 2 facciones palestinas más grandes, Fatah y Hamas, acordaron celebrar las primeras elecciones en Palestina en casi 15 años. Las elecciones se programarán dentro de 6 meses en virtud de un acuerdo acordado entre Fatah, el líder de la Autoridad Palestina (AP) Mahmoud Abbas; y el jefe político de Hamas, Ismail Haniya.

Hamas y Fatah acuerdan contra el plan de anexión de Israel.

"Hemos acordado celebrar primero elecciones legislativas, luego elecciones presidenciales de la Autoridad Palestina y finalmente el consejo central de la Organización de Liberación de Palestina", dijo Jibril Rajoub, un alto funcionario de Fatah.

Hamás fue fundada por el jeque Ahmed Yasín en 1987, durante el curso de la primera Intifada, emitiendo su primer comunicado en diciembre de 1987. Algunos de sus grupos precursores fueron "Los coaligados de la tierra del Isrá'", y "Movimiento Islámico de Lucha". Fueron el jeque Ahmed Yasín y varios seguidores como Mahmud Al Zahhar y Ábdel Aziz ar-Rantisi quienes estructuraron y difundieron el movimiento de una forma oficial.

Yasir Arafat fundó Fatah, junto a Salah Khalaf y Khalil al-Wazir, quienes residían en Kuwait, con el objetivo de combatir a Israel para lograr la liberación de Palestina,​ haciendo un llamado a todos los palestinos a luchar contra el Estado de Israel. Fatah se instaló en la Franja de Gaza a inicios de 1960, y el movimiento comenzó su lucha contra Israel el 1 de enero de 1965, a través de una amplia operación militar, con el nombre de su brazo armado, al-Asifah (la tempestad). 

Las últimas elecciones parlamentarias palestinas se llevaron a cabo en 2006 cuando Hamas ganó en forma inesperada.

Saleh al-Arouri, un alto funcionario de Hamas, dijo que el acuerdo se alcanzó durante reuniones celebradas en Turquía.
"Esta vez llegamos a un consenso real", dijo a la agencia de noticias AFP desde Estambul, Turquía. "Las divisiones han dañado nuestra causa nacional y estamos trabajando para acabar con eso".

Azzam al-Ahmad, miembro del Comité Central de Fatah, destacó la posición declarada del liderazgo palestino de que ni Jerusalén ni la Franja de Gaza sitiada deben ser excluidas de las elecciones.

"Sin Jerusalén, no habrá elecciones", agregó.

Más temprano el jueves, un alto miembro de Fatah calificó las continuas conversaciones en Turquía con Hamas como “positivas, fructíferas y productivas”.

"El diálogo es un paso importante hacia la reconciliación y la asociación, y unificando la postura palestina a la luz del consenso sobre el rechazo de todos los proyectos de liquidación contra la causa palestina", escribió Hussein al-Sheikh, miembro del Comité Central de Fatah, en Twitter. 

El primer ministro de la Autoridad Palestina, Mohammad Shtayyeh, dijo: "Damos la bienvenida a la atmósfera positiva que ha estado ensombreciendo el diálogo nacional que ha tenido lugar en Estambul durante dos días entre Fatah y Hamas que acordaron celebrar elecciones generales".

Añadió que la Autoridad Palestina estaba dispuesta a proporcionar todos los requisitos para el éxito de estas elecciones como puerta de entrada para “renovar la vida democrática y para solidificar la unidad nacional frente a los peligros graves y existenciales que amenazan la causa palestina por primera vez en es historia".

Próximamente se llevará a cabo una reunión de los secretarios generales de las facciones para anunciar los detalles del acuerdo del jueves y al mismo tiempo discutir el mecanismo de trabajo hasta que se celebren las elecciones.

Tras las elecciones de 2006, Hamas y Fatah formaron un gobierno de unidad, pero pronto se derrumbó y al año siguiente estallaron sangrientos enfrentamientos en la Franja de Gaza entre las dos facciones.

Desde entonces, Hamas ha gobernado Gaza, mientras que Fatah ha dirigido la Autoridad Palestina, con sede en la ciudad ocupada de Ramallah en Cisjordania.

Numerosos intentos de reconciliación, incluido un acuerdo de intercambio de prisioneros en 2012 y un gobierno de unidad de corta duración dos años después, no han logrado cerrar la brecha.

Las conversaciones en Turquía se producen después de que Abbas pidiera al presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, que apoyara los esfuerzos de reconciliación palestinos con el objetivo de encaminarse hacia las elecciones generales.

También vienen en el contexto de los esfuerzos para unificar las filas palestinas a la luz del llamado plan de Medio Oriente de Estados Unidos y la normalización acelerada entre dos países árabes, los Emiratos Árabes Unidos y Bahréin, e Israel.

Los acuerdos rompen con décadas de consenso árabe de que los lazos con Israel no deben normalizarse hasta que no se haya firmado un acuerdo de paz integral con los palestinos.