icon

El consumo de alcohol aumentó casi el doble en pandemia

Las consecuencias inmediatas no son las que más preocupan a los especialistas. El consumo excesivo de esta bebida adictiva genera daños a largo plazo que pueden ser previsibles. 

Un 42% de los encuestados relacionó el aumento con la mayor cantidad de tiempo libre.

Sin dudas el estrés causado por la pandemia repercutió en la salud de las personas en múltiples formas. Entre las más preocupantes está el aumento en el consumo de alcohol. 


Además de los numerosos estudios realizados alrededor del mundo, el Conicet (Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas) divulgó su informe que señala un aumento del 44,85%. 

Además un 33,89% dijo que bebe lo mismo que antes y un 21,26% menos. Para los encuestados que tomaban vino todos los días antes del confinamiento, pasaron del 5% al 15%, y las cifras más graves están entre los 35 y 44 años. 

Entre las razones que generaron este aumento, los encuestados dijeron que:
- un 42% lo relacionó con tener más tiempo libre
- un 33% con factores emocionales
- un 29% con la falta de rutina o desorganización del tiempo
- un 20% con el aburrimiento

"Cuando hablan del cuidado de la salud en estos tiempos, hablan de la salud física y se olvidan de la mental, que es muy importante y se incluye dentro de la salud general de las personas. La ingesta de alcohol es una afectación a la salud de las personas", indica el documento del Conicet.

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC) el consumo excesivo de alcohol es responsable de más de 255 muertes cada día en Estados Unidos, lo que representa 93.000 muertes al año sólo en ese país.