icon

TikTok presenta una orden judicial en USA muy parecida a la de WeChat que busca aplazar la prohibición

TikTok solicitó a un juez federal de USA en Washington una orden preliminar para lograr bloquear al menos temporalmente que la administración Trump elimine la red social de las tiendas de aplicaciones Android e iOS.

Este fin de semana es la fecha límite para que TikTok logre la aprobación de la venta de sus operaciones en USA. Si no lo logra, enfrentaría una prohibición en USA derivada de una orden ejecutiva lanzada el 6 de agosto por Donald Trump. La solicitud fue presentada por ByteDance, el propietario chino de TikTok y desafía las reglas nuevas del Departamento de Comercio de USA que justamente eliminaría a TikTok de las tiendas de aplicaciones que harían que cierre por completo a medidados de noviembre.

TikTok presentó una orden judicial para cancelar momentáneamente la orden judicial del presidente de USA, Donald Trump, donde este eliminaría a la empresa china si no llega a un acuerdo para vender sus operaciones en USA. Esta orden presentada por ByteDance, la empresa matriz de TikTok, es muy parecida a una ya aceptada que presentó hace unas semanas WeChat, otra app china que Trump busca prohibir.

ByteDance dijo en su presentación que TikTok “ ha hecho esfuerzos extraordinarios para tratar de satisfacer las demandas siempre cambiantes del gobierno y las supuestas preocupaciones de seguridad nacional”. "En ausencia de medidas cautelares preliminares, la orden del 6 de agosto y las prohibiciones causarán a los demandantes un daño irreparable".

La presenación de ByteDance se parece mucho a la de WeChat, que es otra app china que busca ser cancelada por USA y esta app ganó una orden judicial donde el juez determinó que dañaría la libertad de expresión -refiriéndose a la prohibición de WeChat-.

Sin embargo el problema está en que si bien TikTok llegó a un acuerdo con Oracle y Walmart, la parte china no está contenta con él. Además de que los algoritmos de TikTok están en un paquete de no exportación en China y que el país asiático acepte la venta de los algoritmos es una complicación. El sábado 19/9 Trump dijo que había dado su "bendición" al acuerdo, pero advirtió que aún podría desmoronarse.