icon

Vuela el optimismo en Wall Street: Operadores afirman que la caída de Tesla es una oportunidad, para los Cedears también

El optimismo en Wall Street aparece con granos de arena en una playa de Mar del Plata. Y la caída de Tesla no es precisamente la excepción. Algunos inversores y operadores de bolsa ya afirman que la baja de hoy 23/9 de Tesla de casi un 9% es exagerada y que es una gran oportunidad de compra. Incluso es una oportunidad de compra en los Cedears que son las acciones de las empresas más importantes de Wall Street que cotizan en el mercado argentino.

Operadores afirman que la caída de Tesla es exagerada y que es una gran oportunidad de compra. Aseguran que la presentación del 'Battery Day' no fue tan mala como la reacción a partir de esta.

Luego del evento por el Día de la Batería, en donde Elon Musk presentó nuevos modelos, precios más baratos y previsiones a futuro donde afirmaba que en recién tres años -y he aquí la cuestión- las baterías de sus vehículos iban a abaratarse, las acciones de Tesla se derrumbaron -y se derrumban-.

"Dada la increíble subida de las acciones de Tesla, éramos escépticos de que su tan esperado evento del 22 de septiembre Battery Day cumpliera las expectativas del mercado y las acciones cayeron alrededor de un 7% en las operaciones fuera de horario", escribió David Whiston de Morningstar en una nota de hoy. Dan Ives de Wedbush le dice a Fortune que, dado todo el bombo publicitario, "era casi posible para ellos anunciar una serie de cosas que mantendrían las acciones más altas después del evento".

Ives minimiza la decepción de los inversores a una sola razón y dice que "no anunciaron una batería de un millón de millas... donde había una gran expectativa de que anunciarían eso" luego agregó: "Puedo decirles a partir de los comentarios de los inversores... eso habla de por qué las acciones bajan". La batería de un millón de millas , probada por Tesla, permitiría recargar las baterías más que los modelos actuales.

En opinión de Whiston, "a las acciones no les queda nada para el corto plazo", ya que las innovaciones de fabricación detalladas en la presentación de Tesla son "una historia de varios años y creo que hay algunos inversores decepcionados por eso. Eso puede suceder cuando una acción se dispara al alza sin motivo durante meses, de repente el cohete se queda sin combustible ", le dice Whiston a Fortune vía e-mail.

Ives está menos disuadido y dice que la reacción instintiva negativa a la acción es una reacción exagerada. Además asegura que en la presentación de Tesla hay mucho por rescatar.