icon

Hay que fusionarse para no quebrar e Italia presiona al abuelo de todos los bancos

El Gobierno italiano sondea a Unicredit para quedarse con el rescatado MPS (Banca Monte dei Paschi di Siena) en una maniobra que pretende imitar la operación en España del privado CaixaBank y el estatal Bankia. El Estado italiano tiene el 68% de Monte dei Paschi. Se trata del banco más antiguo del mundo, pues sigue funcionando desde 1472.

El CEO de Intesa San Paolo, Carlo Messina (ya fue presionado y no tuvo opción), y su par de Unicredit Jean-Pierre Mustier: ahora bajo presión. Él dijo que no estudiará ningún acuerdo que no incluya el capital neutro y que no proteja a Unicredit de los posibles riesgos legales. Y el director general de Banca Monte dei Paschi di Siena, Guido Bastianini, declaró que su entidad financiera no está involucrada en ninguna conversación sobre la posible venta de las acciones del Tesoro. Pero... no les creen.

El ministerio de Finanzas italiano ya ha sondeado a ejecutivos de Unicredit para la venta de la participación que el Estado tiene en Banca Monte dei Paschi di Siena, rescatada con dinero público a inicios de 2017 y se han producido conversaciones entre las partes, y la venta de la participación es una de las opciones sobre la mesa de Roma. Pero las negociaciones estarían aún en su fase preliminar.

Monte dei Paschi fue fundado en 1472, es el banco más antiguo del mundo y fue rescatado en 2017, cuando el Gobierno italiano alcanzó la participación del 68% en el problemático ente financiero. Según Bloomberg, el Estado buscará deshacerse de ella a finales del 2021. De hecho, el ministro de Finanzas, Roberto Gualtieri, ya ha firmado un proyecto de decreto que lo autoriza.

"El modelo ganador es España con la reciente operación de fusión entre los bancos Bankia y CaixaBank, bajo la dirección del gobierno de (Pedro) Sánchez, para crear un gran banco español. También se podría llevar a cabo una operación similar en Italia", dijo Carla Ruocco, presidenta de la comisión parlamentaria de investigación sobre el sistema bancario y financiero de Italia y miembro del gubernamental Movimiento 5 Estrellas (M5S), al diario económico "Il Sole 24 Ore".

"Podríamos fortalecer nuestro sistema bancario estimulando el nacimiento de un 3er. o 4to. banco nacional. 

Las autoridades italianas están barajando varias opciones, comunicaron a Bloomberg fuentes cercanas al caso que prefieren mantenerse en el anonimato. 

Los protagonistas

Si bien el director general de UniCredit ha reiterado en repetidas ocasiones que su organización no está interesada en fusiones o adquisiciones, algunos analistas han apuntado a la creciente presión sobre el prestamista italiano. 

Aumentó después de que su rival Intensa Sanpaolo aumentase su peso en Italia tras haber adquirido la empresa financiera Unione di Banche Italiane.

Conseguir estos acuerdos requiere que los países realicen cuidadosamente las negociaciones con los funcionarios de la Unión Europea para no violar las normas que restringen las ayudas gubernamentales a la industria financiera, informa Bloomberg. 

Unicredit, con una cantidad de 1.751 millones de euros proveniente de los negocios de la industria militar, según el Gobierno italiano al Parlamento sobre las exportaciones nacionales de armamento en 2019. 

Está por ver qué ocurre con el comercio de armas este año, pero lo que parece seguro es que Unicredit perderá 1.400 millones de euros, una cifra que contrasta con los 3.400 millones que iba a ganar, según la previsión en enero del consenso de mercado que recoge Factset para 2020 -ver gráfico-. 

Si las estimaciones aciertan, el banco italiano superará de nuevo los 3.000 millones en 2022 y un año después volverá al nivel de 2018.

"Si el Ministerio de Economía efectivamente está pensando en vender el banco y cuándo, entonces eso es claramente parte de unas conversaciones en las que, la verdad, la dirección no está involucrada", señaló Bastianini, citado por la agencia Reuters.

Durante años Monte dei Paschi ha sido víctima de una mala gestión y ahora se enfrenta a una serie de demandas legales presentadas por sus inversores descontentos. 

Uno de ellos es la fundación de caridad Fondazione MPS, que solía controlar al prestamista y que vio su riqueza desaparecer después de que el banco tropezase con problemas financieros: miles de millones de euros de quebrantos para el Monte dei Paschi y la pregunta si se puede vender igual.