icon

Alquileres: Piden congelar precios por 2 años y que el Estado pague deuda de inquilinos

A una semana que para finalice la vigencia del Decreto 320/2020, salió a relucir un ambicioso plan que va más allá de congelar el precio de los alquileres hasta marzo de 2021, como se cree que hará el Gobierno. La Federación de Inquilinos Nacional pide que el congelamiento sea por 2 años y que el Estado pague los alquileres de las familias que no lo han podido hacer. Más detalles.

A una semana para que finalice el Decreto 320/2020, la Federación de Inquilinos Nacional presiona por la prórroga y por un ambicioso plan de desendeudamiento. Foto: NA

Estamos exactamente a una semana para que el Decreto 320/2020 llegue a su fin. O, quizá no, porque ya el Gobierno trabaja en una posible prórroga.

Todo esto en un contexto "grave" como considera  Gervasio Muñoz, presidente de la Federación de Inquilinos Nacional.

De ahí que insista en la extensión del Decreto que abarca el congelamiento de precios, la prohibición de desalojos y la continuidad de contratos.

Si bien, en principio la prórroga sería hasta marzo de 2021, desde la Federación plantean que sea por un plazo superior, considerando las deudas de los inquilinos.

Y es que según los números que maneja Muñoz, hay unos 7.000 hogares inquilinos, o unos 2 millones de personas, que están endeudadas, que deben 2 meses o más de alquiler, y que estarían en condición de ser desalojados a partir del 1 de octubre (Ya cuando termine la vigencia del Decreto)

En entrevista con DW en Español, Muñoz describe como "gravísima" dicha situación.


¿Entonces, cuál sería el plan?

Muñoz explica: "Estamos planteando congelamiento del precio de alquileres, no sólo hasta marzo del año que viene, sino por dos años más".

Agrega que, si no hay recuperación económica, no pueden aumentar los precios de los alquileres.

Y sigue con la segunda parte de la propuesta.

"Un plan de desendeudamiento, es decir, que el Estado se encargue de pagar el alquiler de todas aquellas familias que no lo han podido hacer, porque sino lo que se viene es una bomba de tiempo que se ha ido postergando y estallaría en marzo", explica.

Desalojos, el otro punto

El presidente de la Federación de Inquilinos Nacional denuncia además que, a pesar del decreto, han habido desalojos.

Esto ocurre "porque los dueños de las viviendas, de los hoteles y las inmobiliarias han aumentado el precio de los alquileres, porque no hay organismo del Estado que controle el cumplimiento de estas leyes", sentencia.

De ello que derive en varios efectos: familias en las calles, familias que buscan un pedazo de tierra, inquilinos que antes alquilaban un departamento tres ambientes, ahora buscan un dos ambientes o monoambiente. 

"El mercado inmobiliario ha logrado establecer estrategias de abuso para todos los sectores en Argentina", finalizó.