icon

Qué pasará con la demanda de petróleo

Las expectativas para con la demanda de petróleo son muy confusas. Los comerciantes, productores e inversores están previendo cuando la demanda del crudo volverá a niveles anteriores a la pandemia pero cada día cuesta más saberlo. Los analistas del crudo están estudiando al Covid-19 desde que apareció y los esfuerzos de los países para detener el virus, incluidos los límites de vuelos, cruceros y el uso del transporte público.

La demanda de petróleo se ha recuperado de su punto más bajo en abril, pero se mantiene significativamente por debajo del nivel récord del 2019. Las predicciones para con el crudo son cada vez más variadas.

La pandemia ha generado incertidumbre nunca antes vista en el mercado del crudo y la pregunta 'cuánto petroleo consumirá el mundo en lo que queda del 2020 es imposible de responder. Esta falta de previsibilidad vuelve a atacar los precios del oro negro.

El crudo Brent, el índice de referencia energético internacional, sube un 0,4% a 41,69 dólares el barril hoy 22/9. Este año, el Brent se ha movido entre un máximo de cierre de 68,91 dólares a principios de enero y un mínimo de 19,33 dólares en abril . Solo dos veces desde 1990 se ha ampliado el rango de precios. La última vez que el mercado vio tal volatilidad fue durante el colapso del 2014.

"El mercado del petróleo, en términos de poder predecir lo que sucederá a continuación, se encuentra en una situación única", dijo Marco Dunand, director ejecutivo de la empresa de comercialización de materias primas Mercuria Energy Group. "Esto nunca ha sucedido en la historia, donde la gente no podía predecir con tal magnitud dónde podría estar la demanda en tres o cuatro meses".

La demanda mundial de petróleo se ha recuperado de su punto más bajo en abril, cuando los países del mundo entero entraron en confinamiento. Aún así, permanece significativamente por debajo del nivel más alto registrado en el 2019.

Los datos de alta frecuencia han permitido a los analistas rastrear la demanda de petróleo en tiempo real durante la crisis de este año, dijo Gregory Shearer, estratega de materias primas de JPMorgan Chase. Los datos incluyen solicitudes de direcciones de conducción en la aplicación Google Maps de Alphabet, estimaciones de la congestión del tráfico mediante la herramienta de navegación de TomTom NV e indicadores diarios de la actividad de vuelo.

Sin embargo, el futuro del crudo en este año se ha vuelto más difícil de predecir. Los pronósticos de la Agencia Internacional de Energía y la Organización de Países Exportadores de Petróleo han variado mucho este año. Sus previsiones mensuales de demanda en el próximo trimestre natural han diferido en 1,3 millones de barriles diarios de media. Eso es el doble de la brecha promedio en 2019.