icon

El chino Biotec Group lanza una vacuna contra covid-19 a US$ 88

China National Biotec Group solicita la aprobación regulatoria condicional para iniciar el programa de vacunación universal. Toda la población podría recibir vacunas en 2 o 3 años, si se le da el visto bueno. El objetivo s lanzar una vacuna de US$ 88 este año.

China se lanza a la batalla por quien inicia antes de la vacunación masiva contra covid-19.

Las vacunas desarrolladas por una empresa farmacéutica estatal china están siendo evaluadas para su “aprobación condicional” que apunta a una inyección al público en general, intentando una vacunación universal.

El vicepresidente de Grupo Biotec, Zhang Yuntao, dijo el fin de semana que sus vacunas de 2 dosis estaban siendo revisadas para una "aprobación condicional" del regulador estatal de medicamentos, y que si se les daba 'luz verde', las vacunas estarían disponibles por un máximo de 600 yuanes (US$ 88) para ambas dosis, por debajo del 1.000 yuanes sugeridos en agosto.

"Creo que es muy probable que las vacunas se lancen a finales de 2020, pero hay incertidumbres", dijo Zhang. 

“Si se aprueban las vacunas será condicional y con el objetivo de la inmunización universal”, agregó. También él explicó que la inoculación masiva fue una sugerencia de la empresa, no una política oficial.

La Administración Nacional de Productos Médicos china puede otorgar aprobación condicional a un medicamento que no ha completado ensayos clínicos pero cuyos resultados preliminares indican probables beneficios clínicos. El medicamento aún deberá finalizar los ensayos y completar el proceso para su aprobación total.

“Necesitamos verificar los efectos adversos a largo plazo, especialmente si hay algún evento adverso grave cuando nos exponemos al virus. Solo obtendremos la aprobación completa después de completar la observación continua en un ensayo de fase tres ”, dijo Zhang.

Luego él manifestó que la empresa esperaba comenzar a vacunar a la población activa en general, en particular a los trabajadores como los mensajeros que entraban en contacto con muchas otras personas.

En China y Emiratos

"Toda la población puede vacunarse en 2 o 3 años", dijo Zhang.

CNBG está probando sus 2 vacunas inactivadas en casi 10 países fuera de China, incluidos Brasil y el Emiratos Árabes Unidos. 

Las vacunas se están probando en aproximadamente 40.000 voluntarios para establecer la seguridad y eficacia más amplia de los candidatos, y esta última se determina comparando el número de casos de coronavirus en un grupo inoculado con los de un grupo placebo.

“Nuestro ensayo clínico debe seguir las pautas establecidas por la Organización Mundial de la Salud y completarse de acuerdo con la práctica internacional”, dijo Zhang.

CNBG ha construido 2 fábricas de nivel 3 de bioseguridad, en Beijing y en Wuhan, para producir las vacunas inactivadas.

Las instalaciones permitirán al grupo triplicar su capacidad anual de casi 300 millones de dosis a 1.000 millones cuando estén terminadas a principios del próximo año.

El precio

China aprobó 3 vacunas inactivadas, 2 de CNBG y otra de Sinovac, para uso de emergencia. 

Cerca de 350.000 personas en China, donde se ha controlado la transmisión local, han sido vacunadas bajo este esquema.

Zhang dijo que las personas que fueron vacunadas eran en su mayoría grupos de alto riesgo, como trabajadores de la salud, personas que tuvieron contacto con ciudadanos extranjeros entrantes, trabajadores empleados en el extranjero por empresas estatales y algunos diplomáticos.

La autoridad sanitaria de China también está trabajando en una estrategia de inoculación, sopesando planes para diferentes grupos de edad y si combinar vacunas inactivadas con otras.

Zhang dijo que otra pregunta era si las personas pagarían por las vacunas.

Dijo que el precio "lo determinará el mercado" y bajará a medida que se vacunen más personas. 

En agosto, Liu Jingzhen, presidente del Grupo Farmacéutico Nacional de China, la empresa matriz de CNBG, dijo que las vacunas costarían alrededor de 1.000 yuanes, lo que generó preocupaciones de que serían demasiado caras para la mayoría de las personas.