icon

Bloomberg dice que Trump elige a Amy Coney Barrett para frenar el aborto

Donald Trump nominaría a Amy Coney Barrett para reemplazar a la difunta jueza Ruth Bader Ginsburg en la Corte Suprema, según personas familiarizadas con el asunto, a pesar de que el Presidente dijo el lunes 21/09 que está considerando hasta 5 candidatos, informó la agencia Bloomberg.

Donald Trump también cree que Amy Coney Barrett no vacilará en temas importantes para los conservadores, incluido el aborto, los derechos de armas y la atención médica, cuando se presenten ante la Corte Suprema.

Amy Coney Barrett estuvo en la Casa Blanca el lunes 21/09, dijo un informante del gobierno de Washington DC a la agencia Bloomberg. 

"Es una de las favoritas de los defensores de los derechos contra el aborto, que están presionando fuertemente a la Casa Blanca y a (Donald) Trump personalmente para que la nominen. Ella es preferida por el líder de la mayoría del Senado, Mitch McConnell, según personas cercanas a él", agregó la agencia.

También: "Y sus partidarios le han señalado a la Casa Blanca que, como católica del Medio Oeste, Barrett puede ayudar al Presidente a obtener votos para su reelección en estados vitales de Rust Belt (Cinturón de Óxido) y Great Lakes (Grandes Lagos), donde actualmente él está detrás del candidato demócrata Joe Biden".

Trump dijo a simpatizantes en Dayton, Ohio, el lunes 21/09 que elegiría a una mujer. 

Anteriormente, dijo a los reporteros en la Casa Blanca que está buscando a “5 mujeres” para llenar la vacante, pero que tiene en mente a “1 o 2” de ellas como finalistas. El Presidente confirmó que Barrett se encuentra entre los que se están considerando.

Lagoa

Cuando se le preguntó si se reuniría con sus 5 candidatas en persona, Trump dijo: “No lo sé, lo dudo. Probablemente nos reuniremos con algunos". Un portavoz de la Casa Blanca se negó a comentar sobre las reuniones de candidatos a la Corte Suprema del Presidente.

Dentro de la Casa Blanca, el único candidato para el puesto de Ginsburg que actualmente atrae un interés serio aparte de Barrett es la jueza del Tribunal de Apelaciones, Barbara Lagoa. Ella es una cubanoamericana de Florida, tal como Trump ha señalado repetidamente, lo que podría ayudarlo en ese estado en el que él debe ganar.

Pero Lagoa es en este momento un 2do. lugar distante después de Barrett. 

Se ha expresado cierto escepticismo sobre sus credenciales conservadoras porque Lagoa obtuvo los votos de 27 demócratas cuando fue confirmada en la Corte de Apelaciones del 11mo. Circuito, dijeron personas familiarizadas con el asunto. 

Aún así, el proceso ha avanzado rápidamente y el Presidente podría cambiar de opinión antes de que se haga un anuncio.

Cuando se le preguntó si se reunirá con Lagoa a finales de esta semana cuando viaje a Florida, Trump dijo que "puede ser".

Trump está listo para desencadenar una furiosa batalla política por el escaño de la Corte Suprema que quedó vacante por la muerte de Ginsburg el viernes, 6 semanas antes de que se presente a la reelección. 

La perspectiva de que él reemplace el ícono liberal con un jurista conservador ha indignado a los demócratas, quienes respondieron invirtiendo más de US$ 120 millones en la plataforma de recaudación de fondos del partido durante el fin de semana.

Aborto y LGBTQ+

El líder demócrata del Senado, Chuck Schumer, dijo a sus colegas que "nada está fuera de la mesa" si los republicanos reemplazan a Ginsburg y los demócratas toman la Casa Blanca y el Senado en noviembre. 

Los demócratas están hablando cada vez más de la posibilidad de agregar jueces a la Corte como una posible respuesta.

Trump ha dicho a sus aliados que cree que Barrett, de 48 años, es una jurista conservadora inteligente, dura y que se vería bien durante las audiencias de confirmación televisadas, según una de las personas. 

También alienta a los funcionarios el hecho que Barrett sobrevivió a una dura pelea por la confirmación en 2017. El Senado la confirmó con una votación de 55-43 que, en gran medida, fue porque ella se alineó con las líneas partidistas.

Trump también cree que Barrett no vacilará en temas importantes para los conservadores, incluido el aborto, los derechos de armas y la atención médica, cuando se presenten ante la Corte. 

Trump se ha sentido decepcionado con algunas de las decisiones de su 1er. nombramiento en la Corte, el juez Neil Gorsuch, dijo una persona.

Gorsuch enfureció a los conservadores religiosos cuando consumó la opinión mayoritaria en un caso a principios de 2020en el que el tribunal superior sostuvo que las personas LGBTQ están protegidas de la discriminación laboral en virtud de la Ley de Derechos Civiles de 1964.

Esta semana

Barrett fue uno de los finalistas de Trump en 2018 cuando reemplazó al juez Anthony Kennedy. 

El Presidente nominó a Brett Kavanaugh, pero el personal de la Casa Blanca les dijo a los aliados de Barrett en ese momento que estaba siendo reservada para la próxima ronda de posibles nominados:

** la jueza del 6to. Circuito de Apelaciones, Joan Larsen:
** la jueza del Cuarto Circuito Allison Jones Rushing; y 
** la abogada adjunta de la Casa Blanca, Kate Todd, completan la lista corta de Trump.

El jefe de gabinete de la Casa Blanca, Mark Meadows, ha mencionado a Rushing, quien es de su estado natal de Carolina del Norte, mientras que el abogado de la Casa Blanca, Pat Cipollone, ha presionado para que se considere a Todd.

 Pero Barrett tiene un apoyo generalizado.

Trump ha insinuado que está considerando un campo más amplio para generar suspenso antes de anunciar un nominado, pero se centra en Barrett, dijo una de las personas. 

El Presidente dijo a los periodistas en la Casa Blanca que haría un anuncio antes de fin de semana.

"Tomaremos una decisión, probablemente el sábado, pero el viernes o el sábado", dijo.