icon

Un 3er. caso derribaría a AstraZeneca mientras Gates mira a 2022

La farmacéutica AstraZeneca ha difundido detalles de la Fase 3 de los ensayos clínicos de su vacuna contra el coronavirus, que desarrolla en colaboración con la Universidad de Oxford, tras recibir críticas por falta de transparencia en relación a dos casos de voluntarios que desarrollaron "síntomas neurológicos sin explicación". El diario estadunidense The New York Times informó que un 2do. paciente que estuvo en las pruebas de la vacuna contra el covid-19 desarrollada por la farmacéutica AstraZeneca y la Universidad de Oxford podría haber desarrollado mielitis transversa. Bill Gates dice que hasta 2022, USA no regresará a la normalidad.

AstraZeneca informó que la mujer padecía una esclerosis múltiple que no le había sido diagnosticada y que no estaba relacionado con la vacuna. Por lo tanto, los ensayos fueron reanudados. La segunda participante enfermó después de una 2da. dosis de la vacuna, obligando a detener de nuevo los ensayos el 06/09. AstraZeneca afirmó que su diagnóstico no había sido confirmado, pero una fuente anónima aseguró al The New York Times que la enfermedad había sido identificada como mielitis transversa.

Paul Offit, profesor de la Universidad de Pensilvania y miembro del comité asesor de vacunas de la Administración de Medicamentos y Alimentos de USA, considera que no está claro cómo la empresa o el Gobierno del Reino Unido determinó que el 2do. caso no estaba relacionado con la vacuna. Según Offit, en USA la mielitis transversa se diagnostica solo en 1 de cada 236.000 pacientes al año, mientras que las pruebas en el Reino Unido involucraron a 8.000 participantes.

En una entrevista con Fox News, Bill Gates consideró que, de aprobarse las primeras vacunas contra SARS-CoV-2 en los primeros meses de 2021, USA no volverá a la normalidad en el verano boreal del año que viene (julio / septiembre). 

Gates afirmó estar "optimista" respecto a la pandemia porque "no durará indefinidamente" pero la normalidad será, en el mejor de los casos, un tema de 2022.

"El final de la epidemia, en el mejor de los casos, probablemente será en 2022. Pero durante 2021, deberíamos poder reducir las cifras, si adoptamos un enfoque global", afirmó Gates a Fox News.

AstraZeneca

¿Y como va la vacuna?

El diario estadunidense The New York Times informó que un 2do. paciente que estuvo en las pruebas de la vacuna contra el covid-19 desarrollada por la farmacéutica AstraZeneca y la Universidad de Oxford podría haber desarrollado mielitis transversa.

La afección, aunque rara, es grave, por lo que la detección de 2 casos entre miles de participantes parece mostrar "un patrón peligroso", opina Mark Slifka, experto en vacunas de la Universidad de Ciencias y Salud de Oregon (USA). La confirmación de un 3er. caso sería motivo suficiente para detener la administración de las vacunas de AstraZeneca por completo, agregó. 

La mielitis transversa es una inflamación de ambos lados de una sección de la médula espinal. Este trastorno neurológico a menudo daña el material aislante que cubre las fibras de las células nerviosas (mielina).

La mielitis transversa interrumpe los mensajes que los nervios de la médula espinal envían a todo el cuerpo. Esto puede causar dolor, debilidad muscular, parálisis, problemas sensoriales o disfunción de la vejiga y el intestino.

Esta persona ha mostrado "síntomas neurológicos sin explicación" en la fase 3 de los ensayos, según The New York Times.

Bajo condición de anonimato, NYT consiguió un testimonio de que un 2do. participante se le detectó la enfermedad después de la aplicación de la vacuna. 

AstraZeneca había descartado, en el 1er. caso, que la vacuna le hubiese generado la inflamación de la médula espinal. 

El ensayo fue paralizado hace unos días por ese voluntario que presentó mielitis transversa. 

La empresa ha querido recalcar que estos problemas de salud no tienen nada que ver con la vacuna en ninguno de los 2 casos, y que lo han comprobado en una "revisión independiente". 

"Se ha considerado poco probable que estas enfermedades estén asociadas a la vacuna, o bien que no había pruebas suficientes para decir con certeza que las enfermedades estaban relacionadas o no con la vacuna", afirmó AstraZeneca.

Preocupación

Los expertos mostraron preocupación ante una posible falta de comunicación entre los 18.000 voluntarios que se han prestado para realizar los ensayos clínicos y la empresa.

AtraZeneca ha recibido duras críticas por no informar públicamente de inmediato sobre el trastorno neurológico desarrollado por las voluntarias después de recibir la vacuna experimental. El virólogo Peter Jay Hotez del Baylor College of Medicine en Houston (USA) calificó la situación de "horrible e inaceptable". 

Además, considera que los reguladores del Reino Unido hayan proporcionado una justificación suficiente para reanudar las pruebas.


La aparición de estos síntomas inesperados en dos mujeres que recibieron su vacuna experimental en el Reino Unidos, obligó a la empresa a detener sus pruebas en dos ocasiones, la segunda a primeros de este mes.

En su informe, la empresa, con sede en Cambridge (Reino Unido), señaló que "una revisión independiente" determinó que en ambos casos "se consideró poco probable que estas enfermedades estuvieran asociadas con la vacuna, o bien que no había pruebas suficientes para decir con certeza que las enfermedades estaban relacionadas o no con la vacuna".

En Reino Unido, Brasil, la India y Sudáfrica los ensayos se han reanudados, mientras en USA siguen en pausa, según The New York Times. El medio asegura que esta vacuna experimental ya ha sido administrada a 18.000 personas en todo el mundo, aproximadamente.