icon

En Fratelli Tutti, Francisco vuelve a Bergoglio 2002

"Fratelli tutti" es el título que el Papa ha establecido para su nueva encíclica dedicada, como leemos en el subtítulo, a la "fraternidad" y a la "amistad social". Así, Francisco retoma un tema muy importante para él cuando era el cardenal Jorge Bergoglio.

"Fratelli Tutti" será la 3ra. Encíclica del papa Francisco (Jorge Bergoglio). Las anteriores fueron "Lumen Fidei" (La Luz de la Fe, el 05/07/2013); "Laudato si" ("Alabado seas", el 24/05/2015).

Probablemente será el documento con el que más se identifica Francisco porque cuando era Jorge Bergoglio, en la Arquediócesis de Buenos Aires, utiliba la frase "amistad social" y no otras con contenido ideológico tales como 'reconciliación' o 'tolerancia'.

"Hoy se nos pide que redimamos y restauremos la amistad social, que está refundida. Y esto es trabajo artesanal, es trabajo que pasa por nuestras manos, por nuestra vida toda, por nuestro cuerpo, por nuestra carne", afirmó Bergoglio en la clausura de la V Jornada de Pastoral Social, durante el difícil 2002 en la Argentina.

En aquel momento él pedía "restaurar la amistad social para que ya no se tenga en cuenta en las legislaciones o en los actos de gobierno lo formal sobre lo real".

El cardenal pedía "restaurar lo que está roto, lo que se ha desgarrado, todo aquello que es fruto de la infidelidad, del pecado, del enanismo espiritual".

¿Francisco encuentra en la pandemia y sus secuelas para la pospandemia el peligro de algo de aquella Argentina rota de 2002?

El título original en italiano permanecerá como tal -y por lo tanto no será traducido- en todos los idiomas en los que el documento será distribuido, para evitar el debate sobre cuestión de género. 

Tal como es ya conocido, las primeras palabras de la nueva "carta circular" (este es el significado de la palabra "encíclica") están inspiradas en el gran Santo de Asís cuyo nombre eligió el Papa Francisco, explicó Andrea Tornielli, vocero del pontífice vaticano: "Miremos, todos los hermanos, al buen pastor que sostuvo la pasión de la cruz para salvar a sus ovejas" (Admoniciones, 6, 1: FF 155)1​

Domenico Agasso Jr., vaticanólogo que fue compañero de Andrea Tornielli en Vatican Insider, espacio del diario La Stampa, de Turín, dedicado al Vaticano, explicó que la encíclica traducible "Hermanos Todos", pero no será traducida y no es una falta de igualdad de género, "se inspira en el santo de Asís" (Francisco de Asís), y se dará a conocer el 04/10 a las 12:00 hora de Italia.

Francisco de Asís (nacido Giovanni di Pietro Bernardone, en Asís, localidad en la provincia de Perugia, región de Umbría, Italia) fue un diácono y fundador de la Orden Franciscana, en la Edad Media, cuya prédica de austeridad y generosidad por el prójimo no fue compartida por todos los católicos.

Una encíclica era una carta circular enviada a todas las iglesias de una zona en la antigua iglesia cristiana. La palabra proviene del latín 'encyclia' y del griego 'enkyklios', que significa ‘envolver en círculo’. La Iglesia Católica Apostólica Romana​ sólo utiliza este término para las encíclicas papales, pero la Iglesia Ortodoxa Oriental y de la Comunión Anglicana mantienen el uso antiguo.

Tornielli explica que "el título original en italiano permanecerá así -y por tanto sin ser traducido- en todos los idiomas en los que se distribuirá el documento", será firmado el 03/10 en la tumba del santo de los católicos apostólicos romanos (N. de la R.: hay muchos cristianos que no creen en la santidad de los hombres y mujeres porque supondría que la santidad se alcanza por obras cuando, afirman ellos, la Redención sólo se logra aceptando el sacrificio de Jesús. No es un debate menor, considerando las consecuencias que provocó en la historia de la Humanidad: Reforma, Contrarreforma, etc.).

En los últimos días hemos visto discusiones sobre los únicos datos disponibles, a saber, el título y su significado. Dado que esta es una cita de San Francisco, el Papa obviamente no la modificó. Pero sería absurdo pensar que el título, en su formulación, contiene alguna intención de excluir de los destinatarios a más de la mitad de los seres humanos, es decir, mujeres”, destacó Tornielli. 

Él sostuvo que Jorge Bergoglio, el nombre de papa Francisco, "eligió las palabras del santo de Asís para inaugurar una reflexión que le preocupa mucho sobre la fraternidad y la amistad social y por ello se propone dirigirse a todas sus hermanas y hermanos, todos hombres y mujeres de buena voluntad que pueblan la tierra. A todos, de manera inclusiva y nunca excluyente". 

Esta época está "marcada por guerras, pobreza, migración, cambio climático, crisis económicas, pandemias: reconocernos como hermanos y hermanas, reconocer en quién nos encontramos con un hermano y una hermana; y para los cristianos, reconocer el rostro de Jesús en el otro que sufre es una forma de reafirmar la irreductible dignidad de todo ser humano creado a imagen de Dios”, afirmó Tornielli, director editorial del Vaticano. 

También es una forma de “recordarnos que nunca podremos salir solos de las dificultades actuales, uno contra otro, el norte contra el sur del mundo, los ricos contra los pobres. O separado de cualquier otra diferencia excluyente ». además del sufrimiento del rostro de Jesús, es una forma de reafirmar la dignidad irreductible de todo ser humano creado a imagen de Dios”.