icon

Científicos descubren la llave cerebral que controla el deseo sexual masculino

Mucho se ha dicho sobre la importancia de la testosterona pero esta nueva investigación dota a otra enzima de una funcionalidad clave en la función reproductiva de varones. Es prometedora también para el tratamiento de trastornos relacionados. 

El reciente hallazgo es prometedor para diseñar tratamientos de trastornos como el deseo sexual compulsivo o el deseo sexual hipoactivo.

La ciencia ya había indagado sobre las cualidades de la enzima aromatasa pero no había agotado todas sus posibles funciones en el cerebro adulto. 

En conclusión, un reciente estudio demostró que la aromatasa se encarga de transformar la testosterona, que es la hormona que controla el deseo sexual masculino, en estradiol. El estradiol es clave para el buen desarrollo sexual de ambos géneros. 

Para obtener estos resultados, los investigadores del Frederick National Laboratory for Cancer Research y del Northwestern Medicine (Maryland y Illinois, Estados Unidos) probaron disminuir la aromatasa en ratones. 

Luego vieron que su actividad sexual se redujo a la mitad, incluso cuando tenían altísimos niveles de testosterona en comparación al grupo de ratones de control. Por otro lado, los animales que no podían producir ningún nivel de aromatasa, no mostraban ninguna actividad sexual. 

El hallazgo es prometedor para diseñar tratamientos de trastornos como el deseo sexual compulsivo o el deseo sexual hipoactivo.