icon

El humo de los incendios en California llegó a Europa

Además de la incontable pérdida de fauna y flora, los incendios del 2020 están liberando grandes cantidades de dióxido de carbono a la atmósfera. 

Los incendios en Estados Unidos arrasaron con más de dos millones de hectáreas de California, Oregón y Washington.

Los incendios extendidos a lo largo de dos millones de hectáreas en el oeste de Estados Unidos generó una masa de humo que llegó hasta Europa.


Debido a los cambios de presiones altas y bajas, el humo se elevó a las capas más altas de la atmósfera dónde la corriente de aire viaja a 250 kilómetros por hora

Especialistas esperaban que la bruma llegue a lo sumo hasta las islas británicas, pero sorprendió alcanzando el territorio italiano.

Imágenes similares se tomaron en 2013 cuando grandes columnas de humo llegaron desde Canadá hasta Europa. 

Según citó Greenpeace, los incendios de este año están teniendo intensidades cientos de veces mayores a las registradas entre 2003 y 2019. En consecuencia se han liberado proporciones inéditas de gases de efecto invernadero, que amenazan con seguir aumentando el calentamiento global