icon

Un nuevo test de olfato tiene una efectividad prácticamente total

Poco más de seis meses después del inicio de la pandemia los métodos de detección de  la COVID-19 se perfeccionaron. El equipo del INTI también aportó desde su lugar. 

La mitad de las personas con coronavirus presenta anosmia.

El testeo es simple: se colocan gotitas con una fragancia en una tira de prueba de perfume y se pregunta a la persona cuál de las cuatro opciones enumeradas es la correcta.

Lograr identificar los casos positivos en las etapas tempranas de la enfermedad o cuando la persona la transita con sintomatología leve, colaboraría en el control de la trasmisión comunitaria del coronavirus. 


Por este motivo, un equipo del INTI creó un kit de prueba de olfato que tiene un 94% de efectividad y se realiza en sólo 2 minutos. 

El desarrollo cobra relevancia considerando que el 50% de los pacientes con COVID-19 tiene anosmia. La idea es que, si luego de someterse al test la persona no logra identificar el olor, se auto-aísle hasta poder someterse a un hisopado o PCR.

"Nuestra idea era tener algo que nos hiciera ganar tiempo y seguridad para ciertos casos en los que la gente puede no haberse dado cuenta de que perdió la capacidad de oler en forma repentina", dijo una de las responsables de OlfaTest a diario Perfil. 

Además, la médica contó que la pérdida de olfato es el primer síntoma en el 11% de los casos. La particularidad del virus es que no necesariamente provoca congestión y moco, por lo que este es un signo característico. 

El desarrollo podría utilizarse en espacios laborales y lugares de concurrencia para complementar la medición de temperatura. Cada kit sirve para realizar mil test y permite analizar entre 500 a mil personas, dependiendo de las repeticiones que se necesiten para establecer la falta o no de olfato.