icon

Ha nacido el banco español más grande

Los consejos directivos de CaixaBank y de Bankia, reunidos este jueves 17/09, han aprobado el acuerdo de fusión de ambas entidades. El encuentro ha durado más de 4 horas, avalando lo acordado por la ministra de Economía, Nadia Calviño, y el presidente de La Caixa, Isidro Fainé. La operación es un canje de acciones que valora Bankia en torno a los 4.200 millones de euros a través de una ampliación no dineraria que realizará CaixaBank. La valoración de Bankia es 30% superior al día en que se anunciaron las negociaciones pero muy inferior a los 24.000 millones que se inyectaron en el rescate de 2012 a través de la ayuda pública.

El 74% de la nueva entidad estará en manos de los accionistas del banco catalán. Su mayor accionista, Criteria (controlado por la Fundación La Caixa) pasará de tener el 40% de CaixaBank al 30% de la nueva entidad. El Estado que controla el 62% de Bankia, se quedará con el 16% de la nueva entidad. El Gobierno cree que ahora podrá recuperar gran parte de los 24.000 millones de dinero de los contribuyentes que están en el balance del nuevo N°1 en España. El frente Unidos Podemos, socios de Gobierno, se opuso a la venta de Bankia porque abogaba por un banco público, pero no tuvo apoyo su moción.

Los consejos directivos de Bankia y de CaixaBank aprobaron fusión. En el caso de la entidad que preside José Ignacio Goiriglzarri (Bankia), la reunión fue presencial mientras que el caso de la firma de origen catalán (CaixaBank) el acto fue telemático. En Bankia el consejo duró 2 hora y media, y en CaixaBank, 3 horas y media.

La fusión empezó a ser negociada en junio y logró impulso a mediados de agosto. Desde hace una década Isidro Fainé, el 'cerebro' de La Fundación La Caixa tenía como gran objetivo sumar a su control la antigua Caja Madrid. Ya lo intentó en 2010, pero el entonces presidente, Rodrigo Rato, rechazó la idea.

Gonzalo Gortázar (CaixaBank) será el ejecutivo N°1, con cargo de CEO o consejero delegado, tal como hasta ahora. 

José Ignacio Goirigolzarri será presidente ejecutivo, pero con poderes limitados.

El órgano rector estará compuesto por 2 ejecutivos (Goirigolzarri y Gortázar), 1 representante del Frob, 2 de la Fundación La Caixa, 9 independientes y 1 externo.

La capitalización del nuevo grupo alcanzará los 16.200 millones superando a BBVA y más que duplicando el valor de Bankinter, Sabadell, Liberbank y Unicaja, juntos. 

La del Santander asciende a los 29.300 millones.

La unión de ambas es un conglomerado con una gestión de activos de 650.000 millones.

Más de 600.000 millones están ubicados en España. 

La entidad operará con la marca de CaixaBank, con un cuota de mercado en España de más de 25%, aunque en tarjetas de crédito llega al 40%.

Suman 6.600 agencias y 51.000 trabajadores, estructura que será ajustada en los próximos años para ganar rentabilidad de tipos de interés negativos, recesión y próxima escalada de la morosidad.

En total, sobran 8.000 empleos, el 15% del total, y no se precisan 1.400 casas. 

La historia

CaixaBank nació de La Caixa, que se creó en 1990 por la fusión de la Caja de Pensiones (Caixa de Pensions) -desde abril de 1904-, y la Caja de Barcelona (Caixa de Barcelona) -desde 1844-.

En 2011, La Caixa se transformó de caja a banco: CaixaBank, N°1 en Cataluña, hoy presidida por Jordi Gual, con grandes adquisiciones en los últimos años, aprovechando la anterior crisis económica: la división de banca privada de Morgan Stanley en España; Caixa Girona; Banca Cívica; Banco de Valencia y banca minorista, gestión de patrimonios y banca corporativa de Barclays Bank en España. En diciembre de 2018,el 100% del banco portugués BPI.

La fusión con Bankia -que el Estado controla en 62%, es un salto considerable.