icon

Sobre el mal olor y sabor del agua: "Es potable y segura", insiste AySA

No hay riesgos para la salud, reitera la empresa concesionaria AySA, tras las quejas de usuarios por el cambio en el sabor, color y olor del agua. El fenómeno persiste en algunos barrios de la Ciudad de Buenos Aires. De todas maneras, ya se lleva adelante una investigación por el hecho. Lo importante, el agua es "potable", aunque su sabor sea comparado con el aceite de oliva.

AySA insiste en llevar tranquilidad a la población y asegura que, pese a los cambios en el sabor y olor del agua, no representa riesgo para la salud tomarla pues es "potable". De todas formas, investigan. Foto: Télam

Siguen los reclamos por el cambio en el olor, color y sabor del agua en algunas zonas de la Ciudad de Buenos Aires, como Villa Urquiza, Parque Chas, Palermo y Colegiales.


Ante la duda de si se puede tomar, o no, la prestadora de servicio AySA ha insistido que el agua es "segura y potable".

Y es que algunos usuarios se han quejado en las últimas semanas por el mal sabor y olor del agua que llega a sus hogares. Comparan el sabor, incluso, con el aceite de oliva y el olor con el agua estancada del florero.

Pero, ya la empresa AySA se ha encargado de dejar en claro que no hay riesgo en tomar el agua que provee.

Incluso pidió la intervención de la Unidad Fiscal de Medio Ambiente para determinar si existe o ha existido alguna conducta delictiva.

Mientras se investiga, el director de Plantas y Establecimientos de AySA, Danilo Zanata, afirmó en Telefe que "el agua cumple con todos los parámetros del marco regulatorio, nosotros intensificamos los controles tanto el agua que ingresa en las plantas como en las distintas etapas del proceso".

Ya en declaraciones radiales, reiteró: “El agua es segura y potable, no hay riesgo de tomarla”.

Recordemos que, días atrás, señalaron que el cambio en el olor, color y sabor se debió a una variación en el Río de la Plata, pero su consumo es seguro, insistieron.

De hecho, más temprano, la empresa había comunicado lo siguiente: "En respuesta a las consultas recibidas sobre la modificación en el sabor y el olor del agua, informamos que de manera excepcional pueden generarse variaciones en el Río de la Plata que provocan esta situación".

Este hecho "no" presenta peligro alguno para la salud, agregan en el comunicado.

Pero, veamos una opinión más.

El ex Director Nacional de Agua Potable y Saneamiento, Juan Martín Koutoudjian, indicó a Diario Z que no duda que el agua es potable.

“Yo confío en que no hay despacho de agua si no está en condiciones de potabilidad. Sea AySA o cualquier empresa a lo largo y ancho del país, no pueden despachar agua que no sea potable. Y no lo pueden hacer porque incurren en faltas graves, entonces yo tengo que decir que el agua es potable y se puede tomar”.