icon

Imposible tener un presidente del BCRA a quien el mercado no le cree

La Administración Fernández se encuentra ante un problema mayor que el motín de la Policía Bonaerense. Las consecuencias del derrape del Banco Central provocará definiciones hoy difíciles de anticipar pero, con certeza, es más complicado que un grupo de irregulares rodeando la Quinta de Olivos. Las declaraciones de Miguel Pesce, presidente del Banco Central, no ayudan al Jefe de Estado, su amigo, porque incrementan la desconfianza en el comportamiento presente y futuro de la autoridad monetaria.

Miguel Pesce provoca un acontecimiento casi definitivo para un equipo de Alberto Fernández que ya venía provocando dudas y comentarios adversos.

Luce desesperado Miguel Pesce. Declaraciones a Radio 10, del multimedios que integran el canal C5N, el diario 'Ambito Financiero' y otros. Lamentable porque luce como un Guillermo Moreno pero que no da miedo. Una sola aclaración a sus dichos: la mayoría de los argentinos no compra moneda extranjera porque no puede alcanzar ese ahorro mínimo:

** "Las medidas van en el sentido de transparentar los mercados".

** "Estamos teniendo compras muy fuertes de dolar ahorro".

** "Tenemos la percepción de que todo el mundo compra dólares y no es así, no llegan a los seis millones".

** "La mayoría de los argentinos no compra dólares".

** "Cuando hicimos allanamientos en las cuevas, que está muy bien llamarlas así, encontramos que hay narcotraficantes, traficante de armas, es imposible saber lo que está dispuesto a pagar el delito".

** "Hay una visión romántica de ese mercado, la gente va a un 'arbolito' que realiza el cambio y son todos muy simpáticos, pero es lo mismo que ir a comprar repuestos a un desarmadero de autos, por eso no sabemos que va a pasar en ese mercado".

** "La gente que hace eso que lo asuma, porque puede estar comprándole dólares a alguien que cometió un delito".